Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Movilidad, consumo sostenible y RSE

OCU pide adaptar el impuesto de matriculación al nuevo sistema de medición de emisiones

31 ago. 2017

Mañana entra en vigor el WLTP, el nuevo test de homologación de emisiones y de consumo de combustible de vehículos que tendrá en cuenta comportamientos de conducción más realistas. El nuevo sistema sustituye al NEDC que se venía utilizando hasta ahora y cuyas mediciones estaban cada vez más alejadas de la realidad.

OCU valora positivamente este nuevo método, pues será más riguroso que el anterior y más cercano al consumo del automóvil en condiciones reales.

Sin embargo, el nuevo sistema puede suponer también un perjuicio para el consumidor si no se modifica el impuesto de matriculación. OCU recuerda que, actualmente, este impuesto se paga en función de las emisiones de CO2 que, con el nuevo protocolo de medición, serán más altas en los próximos meses para el mismo modelo de coche.  

OCU pide que, aprovechando estos cambios en el sistema de medición, se adapte también el modo en el que se calcula el impuesto de matriculación y se tengan en cuenta, no solo las emisiones de CO2, sino todos los contaminantes que producen los motores de los automóviles, de modo que pague más quien realmente contamina más, y sin que el coste global del impuesto aumente.