Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Derechos del consumidor

Una nueva sentencia declara nulas las cláusulas suelo en hipotecas

08 abr 2016

Ayer jueves el Juzgado de lo Mercantil nº 11 de Madrid ha estimado nulas las cláusulas suelo que no sean claras en su redacción por considerarlas abusivas. Si bien la sentencia aún no es firme y puede ser recurrida por las partes, de seguir adelante implicará la devolución a los clientes de todas las cantidades desde el 9 de Mayo de 2013, cuando el Tribunal Supremo sentenció por primera vez la nulidad de la cláusulas suelo. Esta sentencia afecta a la mayoría de bancos y cajas de ahorro de España. En la sentencia  no se ha admitido la retroactividad total para las cantidades abonadas antes de dicha fecha.  El reconocimiento de la retroactividad desde el inicio del contrato está pendiente de la resolución del Tribunal Europeo de Justicia, que se reunirá el próximo 26 de abril para dilucidar esta cuestión.

OCU recuerda que en el pasado mes de enero el TS estimó también, a favor de OCU, declarar abusivas las cláusulas suelo de Banco Popular y BBVA, además de otras 31 cláusulas, destacando la supresión por parte del Banco Popular de más de 100.000 cláusulas suelo para sus clientes. OCU informa que las cláusulas suelo no cumplen los requisitos de trasparencia fijados por el TS, y pone a disposición de todos los consumidores afectados información y ayuda sobre cláusulas suelo a través de la campaña  “abusos bancarios” http://www.ocu.org/dinero/hipotecas/informe/clausulas-suelo-ocu.

Ante la cascada de sentencias que declaran abusivas las cláusulas suelos OCU informa que en 2015 se solicitó a todos los grupos parlamentarios la erradicación de la “cláusula suelo” de todos los contratos, numerosas entidades incluyen todavía hoy en sus contratos de préstamos hipotecarios una cláusula que limita la bajada de los tipos de interés.