Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Competencia

Multa insuficiente de la CNMC a Galp Energy por incumplir el derecho de libre acceso

23 may. 2016

La CNMC ha anunciado hoy que sanciona a la empresa Galp Energy con 400.000€ por vulnerar entre otros el derecho de los consumidores a elegir su suministrador de gas y electricidad. A raíz de una serie de denuncias recibidas durante el año 2012, según las cuales se había llevado a cabo el cambio de suministrador sin el consentimiento de los consumidores. OCU nos recuerda que Galp inició sus servicio de gas y electricidad haciéndose con una parte de los clientes que Gas Natural tuvo que ceder al adquirir Unión Fenosa. Tras varios años crecimiento, Galp ha decidido abandonar este servicio y sus clientes han sido traspasados a Endesa que es quién presta el servicio en la actualidad.

Según el expediente de la CNMC, además de la contratación sin consentimiento por parte de los consumidores, Galp Energy también realizaba la contratación de servicios adicionales al suministro y ofrecía un teléfono de atención al consumidor con tarificación especial de pago. Las denuncias recibidas hacen referencia a servicios de gas, servicios duales (luz y gas) y contratos de electricidad. Los consumidores afectados que han realizado las denuncias no sólo sufrieron estas prácticas abusivas, sino que además cuando trataron de dar de baja y exigir la documentación y cancelación pertinentes no recibieron la atención y soluciones adecuadas.

Para OCU el importe de la multa es totalmente insuficiente teniendo en cuenta la gravedad de los hechos denunciados y el perjuicio ocasionado a los consumidores. Se debe además valorar que posiblemente haya más consumidores afectados y éstos no sean conscientes de estas prácticas. Desde OCU se considera que debería exigirse a la empresa Endesa, ya que presta en la actualidad los servicios de la antigua Galp Energy, la información sobre el número de contratos posiblemente afectados por estas prácticas comerciales agresivas e irregulares y que además se pongan a disposición de los afectados alternativas de atención al cliente gratuitas para la cancelación o modificación de dichos contratos.