Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Economía del consumidor

OCU lanza una campaña contra los abusos de los créditos al consumo

26 abr 2019
  • #stopusura tiene como objetivo ayudar a los consumidores a defenderse de las malas prácticas en la financiación al consumo
  • Los intereses abusivos de microcréditos, las tarjetas revolving y los intereses usurarios son los principales problemas a los que se enfrentan los consumidores
  • OCU pone a disposición de los usuarios una calculadora para conocer los intereses que pagan por sus aplazamientos con tarjeta y valorar si estos pueden ser abusivos
  • Pide una reforma de la legislación que permita evitar y prevenir el sobreendeudamiento mediante el control de las entidades, la limitación de la publicidad, los intereses abusivos y mecanismos de crédito responsable

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha lanzado la campaña “#stopusura” que tiene como objetivo defender a los consumidores frente a los abusos provocados por la aplicación de intereses usurarios y condiciones abusivas en los créditos destinados a financiar el consumo.

 

OCU advierte del peligro que para los consumidores puede suponer recurrir en exceso a este tipo de financiación en sus compras habituales pues puede provocar situaciones de sobreendeudamiento elevado, en especial cuando se recurre a alternativas de financiación como los microcréditos o tarjetas revolving, en los que de forma automática y sin apenas evaluación se conceden créditos a unos tipos de interés muy elevados. 

  

Microcréditos

 

Son numerosas las empresas que por teléfono o por internet ofrecen créditos de importes pequeños a devolver en plazos muy cortos. A modo de ejemplo por un préstamo tipo de 1.000 € a devolver en un plazo de 30 días hay que pagar 1.330 €, de lo que resulta una TAE del 3.122,60%. El perjuicio es todavía mayor si se produce un retraso en el pago algo habitual en las personas sobre endeudadas, sumando intereses de demora y penalizaciones, quien devuelva ese mismo crédito 2 meses más tarde deberá pagar 2.247,80 €. 

 

Tarjetas revolving

 

Otro ejemplo de los peligros del exceso de financiación para los consumidores lo constituyen las tarjetas revolving. Se trata de tarjetas que solo admiten el pago aplazado de las compras, aplicando un interés que en muchos casos roza la usura, pero en esta modalidad, bajo la apariencia de cómodos plazos esconden unas condiciones abusivas que convierte las compras financiadas en una deuda permanente.

 

A modo de ejemplo un consumidor que contrate una tarjeta revolving con un tipo de interés mensual del 2% (26,82% TAE), y que realice compras de alrededor de 200 euros al mes y con una cuota de 50 euros mensuales, al cabo de 15 meses la cuota ya no alcanzaría para cubrir los intereses, que ya superarían los 53 euros y la deuda pendiente ascendería a 2.663,19 euros, convirtiéndose en una deuda permanente cada vez mayor.

 

Intereses usurarios

 

En la web de OCU hay un simulador para que todos los consumidores que usan la modalidad de pago aplazado de sus tarjetas puedan comprobar si las condiciones que les están aplicando pueden resultar abusivas.

 

OCU recuerda que en noviembre de 2015 el Tribunal Supremo anuló por usurario un crédito revolving con un interés del 24,6% TAE tras calificar el interés “notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte leonino”.

 

Sin embargo, hay que recordar que esto no significa que todos los contratos de crédito con intereses elevados son automáticamente abusivos, ya que los tribunales de justicia son los únicos que pueden considerar que un interés es usurario, atendiendo a las circunstancias de cada caso.

 

Por todo ello, en el marco de esta campaña ha puesto a disposición de todos los consumidores afectados el teléfono 900 907 471 para asesorarles sobre la forma más adecuada de evitar los abusos en los créditos al consumo.

 

Ante este panorama OCU pide a los consumidores el apoyo a esta campaña para pedir a los diferentes partidos políticos que en la próxima legislatura se lleve a cabo la creación de un marco riguroso para luchar eficazmente contra el sobreendeudamiento del consumidor.  Es necesario evitar y prevenir sus efectos persiguiendo los abusos de los créditos rápidos, estableciendo limitaciones a la publicidad y las comisiones y tipos de interés que aplican. Además, OCU cree que hay que establecer mecanismos de responsabilidad de los empresarios sobre crédito responsable para prevenir las situaciones de sobreendeudamiento.

 

Más información en: www.ocu.org/stop-usura 

Para más información (medios de comunicación): Eva Jiménez Tfno.: 91 722 60 61 - ejimenez@ocu.org  www.ocu.org

OCU es una organización sin ánimo de lucro e independiente, gracias el apoyo de sus más de 250.000 socios. Como organización de usuarios, OCU tiene como objetivo contribuir e influenciar, para conseguir el bienestar común de todos los usuarios en España, con trasparencia y ofreciendo contenidos e informaciones cercanas y útiles que hacen posible que los usuarios se enfrenten a la contratación de servicios y adquisición de productos bien informados.