Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Salud

OCU advierte de Slime que pueden resultar peligrosos

04 jun. 2018
  • Ha analizado en el laboratorio 5 productos listos para usar y 5 kits de preparación
  • 2 superan los límites y 2 rozan el máximo permitido
  • Los resultados se han puesto en conocimiento de la AECOSAN

OCU ha analizado en el laboratorio, 10 slime, el juguete de moda entre los niños.  De acuerdo con los resultados obtenidos dos de estos juguetes, FLUFFY y BARREL-0-SLIME Caution exceden los límites de boro considerados seguros por la legislación y, por tanto, podrían resultar peligrosos.

El exceso de boro detectado, (en el caso de BARREL-o-SLIME Caution hasta 14 veces por encima del límite) puede resultar peligroso. El boro es una sustancia clasificada en Europa como tóxica y peligrosa, incluso en exposiciones cortas. Una migración excesiva de boro puede causar irritación si se inhala, también en contacto con la piel y los ojos puede producir quemaduras químicas. También se relaciona con síntomas gastrointestinales graves si se ingiere. 

OCU recuerda que estos productos (tanto los slime listos para usar, como los kits de preparación) entran en la categoría de juguetes y, por tanto, deben cumplir con los requisitos que establece la Directiva Europea para la seguridad de juguetes 2009/48/EC.  En el laboratorio se han analizado la presencia de un total de 19 elementos tóxicos pero solo se han detectado problemas con este compuesto. Los resultados han sido puestos en conocimiento de la AECOSAN.

OCU También ha comprobado que en algunos kits de preparación aparece boro como ingrediente, lo que obliga a tomar precauciones durante la preparación, aunque la concentración en el producto final no resulte peligrosa.

Dada la gran popularidad de este juguete y la relativa facilidad con que los niños pueden acceder al ácido bórico, no está de más tener en cuenta estas recomendaciones:

 • En primer lugar, las preparaciones caseras (aunque sean de los kits comerciales) necesitan la supervisión de un adulto, al menos al principio y tomar las debidas precauciones (sobre todo si sabe que está manejando bórax o no tiene garantías de su ausencia).

 • Los niños no deben comer o beber mientras estén jugando con el producto pues aumenta el riesgo de ingestión accidental.

• Deben lavarse las manos cuando acaben de jugar.

• No hay que dejar que los niños se lleven el slime a la cama; tampoco lo deben dejar en la mesilla a su alcance.  Debe guardarse en su envase o en un lugar cerrado.

 • Por último, hay que conservar el envase original, solo así se podrá localizar al distribuidor para poder reclamar en caso de problemas. También puede ser útil para los sanitarios en caso de reacción adversa.

Para más información (medios de comunicación): Teléfono: 91 722 60 61 – prensa@ocu.org www.ocu.org