Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

OCU propone mejoras en el proyecto de normativa sobre gas radón del Ministerio de Energía

13 abr. 2018
  • Exige tener normativa que garantice una exposición segura al radón cuanto antes
  • Echa en falta el desarrollo de aspectos sanitarios que ayudarían a detectar exposiciones excesivas
  • Solicita una modificación del Código Técnico de Edificación para que se exijan en las viviendas nuevas 100 Bq/m3, siguiendo las recomendaciones de la OMS

 

OCU junto al resto de organizaciones que pertenecen al Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU) ha presentado sus alegaciones al proyecto de Real Decreto del Mº Energía, Turismo y Agenda Digital por el que se aprueba el Reglamento sobre protección de la salud contra los riesgos de las radiaciones ionizantes, entre las que se incluyen las exposiciones al gas radón. 

OCU y el resto de organizaciones del CCU consideran positiva y muy necesaria la aprobación de esta normativa que transpondría buena parte de la Directiva Europea para mejorar la protección de la salud de los consumidores ante la exposición al gas radón. 

OCU recuerda que el radón es un gas radiactivo que proviene de la desintegración del uranio que contienen de forma natural algunos suelos, especialmente los graníticos. El gas emana del suelo y se acumula en el interior de recintos cerrados, como las viviendas. Según la OMS, es el segundo factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de pulmón en fumadores y el primero en personas no fumadoras, siendo el responsable de entre el 3 y el 14% de este tipo de cáncer en el mundo. 

Sin embargo, a juicio de OCU y el resto de organizaciones del Consejo Estatal, es necesario introducir cambios en el texto actual de la propuesta para mejorar la protección a los consumidores.  En concreto se pide que: 

  • Se aclaren los criterios para incluir a una localidad en el listado de municipios de actuación prioritaria, a juicio de OCU deberían incluirse indicadores más objetivos para evitar que los ciudadanos reciban una atención dispar en situaciones idénticas. Se propone el límite de 300 Bq/m3 para la declaración de zona de actuación prioritaria.
  • Que se modifique el Código Técnico de la Edificación para garantizar que en las nuevas construcciones emplazadas en las zonas prioritarias de actuación no superen los niveles de 100 Bq/m3, valor recomendado por la OMS.
  • Se evite el vacío legal que causa el plazo de tres años para la homologación legal de los laboratorios que se encargan de las mediciones.
  • Se indique de forma expresa un plazo máximo para la aprobación del “Plan Nacional contra el Radón” para evitar que se demore un documento esencial para la adecuada protección de los consumidores. 

En este sentido OCU y el Consejo de Consumidores y Usuarios, creen que deberían recogerse en el plan el Plan Nacional los siguientes aspectos: 

  • Crear un punto de referencia informativa, para que el ciudadano pueda tener acceso a información contrastada y útil al respecto (empresas autorizadas para medir, zonas de riesgo, plan de ayudas, mapas actualizados…).
  • Promover las soluciones o medidas correctoras que ofrezcan garantías reales.
  • Desarrollar cómo se va a evaluar la evolución de la estrategia, señalando los indicadores que se utilicen para medir la eficacia.
  • Incluir el programa de actuación sobre radón en los programas de salud pública de las comunidades autónomas, dedicando un capítulo explícito a ello.
  • Establecimiento de un protocolo sanitario para descartar problemas de exposición a niveles elevados del radón en el entorno de un diagnosticado de cáncer de pulmón (habría que activar mediciones en la vivienda o lugar de trabajo por si hubieran sido los causantes de la enfermedad) 

En octubre de 2017 OCU puso en marcha una campaña para informar a los consumidores sobre los potenciales riesgos del gas radón. La campaña cuenta con el apoyo de más de 2.100 consumidores y tiene como objetivo promover modificaciones legales para aumentar la protección de los ciudadanos y al mismo tiempo concienciar y sensibilizar sobre los riesgos que para la salud representa este contaminante natural. 

Para más información (medios de comunicación): Eva Jiménez Tfno.: 91 722 60 61 - ejimenez@ocu.org www.ocu.org 

OCU es una organización sin ánimo de lucro e independiente, gracias el apoyo de sus más de 300.000 socios. Como organización de consumidores, OCU tiene como objetivo contribuir e influenciar, para conseguir el bienestar común de todos los consumidores en España, con trasparencia y ofreciendo contenidos e informaciones cercanas y útiles que hacen posible que los consumidores se enfrenten a la contratación de servicios y adquisición de productos bien informados.