Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Movilidad, consumo sostenible y RSE

OCU recuerda que los establecimientos deben facilitar el reciclaje de los cartuchos de tinta y tóner

22 ago 2018

 

  • Con la entrada en vigor de la normativa y al ser considerados residuos eléctricos y electrónicos, OCU recuerda que tanto las tiendas on-line como las físicas, están obligadas a recoger los cartuchos de tinta y tóner vacíos cuando se compre uno nuevo
  • Por su parte, los consumidores tienen prohibido abandonar o entregar los cartuchos a gestores no autorizados, debiendo entregar el viejo aparato o los residuos en la tienda donde se adquiera uno nuevo, o bien, depositándolo en los contenedores específicos para ello o en el punto limpio del municipio

La Organización de Consumidores y Usuarios recuerda que, desde el pasado 15 de agosto, los cartuchos de tinta y tóner que se desechan pasan a considerarse residuos eléctricos y electrónicos, como el propio dispositivo. Así, estos cartuchos pasan a estar sometidos a las obligaciones de control y tratamiento establecidos en el R.D. 110/2015 que regula los residuos de aparatos eléctricos y/o electrónicos.

Además, también pasan a ser residuos electrónicos otros pequeños materiales eléctricos que hasta ahora no estaban contemplados, como los enchufes, sensores, relés, interruptores de emergencia, las luminarias domésticas o los aparatos de generación, transformación, acumulación y medición de energía (motores, transformadores…).

OCU apunta que esta inclusión conlleva unas obligaciones para los fabricantes o importadores, que deben financiar y organizar una gestión eficiente de los residuos de los productos que ponen en el mercado, y que existen unos objetivos mínimos de recogida, reciclado y preparación para reutilización, incluso de información que deben garantizar.

Esta responsabilidad, conocida como responsabilidad ampliada del productor, se podrá llevar a cabo individualmente, es decir, que el fabricante puede establecer un sistema de recogida y tratamiento individual, o de forma colectiva, como han hecho hasta ahora la mayoría de fabricantes de electrodomésticos.

Para los usuarios finales (consumidores), queda prohibido el abandono o la entrega a gestores no autorizados, es decir, se debe entregar el viejo aparato o los residuos en la tienda donde se adquiera uno nuevo. En este sentido, OCU recuerda que las tiendas on-line están obligadas a recogerlo, igual que las tiendas físicas y que los consumidores deben exigirlo, excepto si es de un fabricante que tenga sistema individual. En ese caso, la tienda o el fabricante tendrán que indicar cómo entregarlo.

En el caso de no adquirir un nuevo aparato, OCU recuerda que es posible entregar el residuo en establecimientos de más de 400 m2 (centros comerciales y grandes superficies están obligadas a disponer de contenedores donde se recogen residuos electrónicos gratis) o también en el punto limpio del municipio, donde OCU recomienda solicitar un justificante de entrega.

Según OCU, asegurar una gestión adecuada de estos residuos es un paso importante y necesario para evitar daños al medio ambiente y recuperar recursos aprovechables. Sin embargo, considera que sería más efectivo trabajar desde su fabricación por eliminar las partes electrónicas (chips) que contienen. 

Más información en este enlace: http://www.ocu.org/consumo-familia/derechos-consumidor/noticias/reciclar-cartuchos-toner-tinta

Para más información (medios de comunicación): Eva Jiménez

Tfno.: 91 722 60 61 - ejimenez@ocu.org www.ocu.org

OCU es una organización sin ánimo de lucro e independiente, gracias el apoyo de sus más de 300.000 socios. Como organización de consumidores, OCU tiene como objetivo contribuir e influenciar, para conseguir el bienestar común de todos los consumidores en España, con trasparencia y ofreciendo contenidos e informaciones cercanas y útiles que hacen posible que los consumidores se enfrenten a la contratación de servicios y adquisición de productos bien informados.