Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Seguridad de productos y servicios

OCU recomienda adaptar la cocina a las personas mayores para evitar accidentes domésticos

05 jul 2017

La seguridad en el hogar puede convertirse en un tema primordial para las personas mayores. Distribuciones o elementos que antes resultaban útiles pueden suponer un obstáculo a personas que, por la edad, comienzan a tener dificultades para moverse con soltura o para realizar determinadas tareas rutinarias en el hogar. Estas dificultades pueden  incluso provocar accidentes domésticos, a veces de gravedad.

OCU advierte de que la mayor parte de estos accidentes ocurren en la cocina y en el baño, y en el caso de las personas mayores, se deben en su mayor parte a caídas: según el último estudio sobre Detección de Accidentes Domésticos y de Ocio, realizado por el Instituto Navcional de Consumo, el 46% de los mayores de 65 años sufre lesiones a causa del suelo.

Por eso, OCU ha elaborado una serie de recomendaciones para aplicar en la cocina cuando se empiezan a percibir este tipo de dificultades u obstáculos, con el fin de facilitar el día a día de los mayores y que puedan seguir realizando sus labores de forma fácil y segura.  

En ocasiones, estas adaptaciones pueden suponer un desembolso económico elevado, pero en muchas otras, son cambios sencillos y de poco coste pero que pueden solucionar grandes problemas y evitar más de un susto.

Si se cuenta con presupuesto, lo ideal es adaptar el mobiliario a las necesidades del mayor, cambiar la distribución si fuera necesario y colocar muebles más ergonómicos que faciliten el acceso a todos los elementos. Si por el contrario no se dispone de presupuesto, también pueden realizarse una serie de cambios y adaptaciones que aporten más comodidad y seguridad a bajo coste: 

  • Mantener la encimera despejada: retirar todos los adornos y dejar solo a mano los instrumentos que más se utilicen. Aunque pueda parecer obvio, es un cambio importante si normalmente está llena de trastos.
  • Cambiar un cajón por un tablero corredera. Sobre todo si la cocina es pequeña, pues permite tener una superficie de trabajo o una mesita auxiliar. Si se forra con un material aislante, puede además servir para posar fuentes o cazuelas calientes. Precio aporximado con instalación: 75 euros
  • Colocar bandejas extraíbles: ayudan a situar las cosas de forma ordenada y suponen menos esfuerzo que colocarlas en armarios con baldas. Precio aproximado de la bandeja: 30 euros. 75 euros con instalación.
  • Usar un taburete o silla para preparar la comida. Si tiene patas graduables en altura para adaptarla a la encimera, mucho mejor. Precio aproximado con reposabrazos: 65 euros.
  • Colocar una rejilla estabilizadora sobre el fuego. Para que la cafetera y cazos con poca base no se desestabilicen. Desde OCU se recomienda evitar el fuego y utilizar la cocina de inducción, ya que es más segura y cómoda de limpiar. Precio de la rejilla: 2 euros.
  • Poner una manguera en el grifo: para evitar cargar con cazos llenos de agua, OCU recomienda utilizar un grifo con manguera extraíble, que lleve el agua hasta la cazuela depositada en la placa. Precio de grifo con manguera extraíble: 80 euros. Tubo para acoplar manguera: 14 euros.
  • Instalar luz puntual en la encimera: ayuda a ver bien cuando se cortan y preparan los alimentos. Precio aproximado de barra LED: 30 euros
  • Usar utensilios de ayuda para tareas que requieran algo de fuerza: abrir una lata, quitar la tapa de un bote, manejar un tetrabrik lleno. Se venden en ferreterías desde 7 euros.
  • Colocar detectores de humo y gas: los hay que funcionan con pilas y avisan con una alarma en caso de peligro. Es una solución sencilla para estar más seguros. Precio aproximado entre 15 y 25 euros. 

    Consejos de Frío y calor  

  • En la nevera:
    • No llenar demasiado de alimentos el frigorífico, de manera que se pueda ver bien todo lo que se guarda.
    • Estar atentos a las fechas de caducidad y una vez abierto el producto, consumirlo en pocos días.
  • En la cocina:
    • Mantener siempre limpio el extractor de humos para evitar posibles incendios.
    • Pintar una marca de color rojo en la posición de apagado de los mandos de la placa. Ayuda a comprobar que se ha cerrado.
    • Al cocinar con gas, vigilar siempre el fuego. Si se deja una ventana abierta, hay que cuidar que el aire no apague la llama y el gas siga saliendo.

Además de éstas y otras recomendaciones destinadas especialmente a las personas mayores, OCU ha puesto en marcha una campaña de movilización con el fin de conseguir que éstos tengan más protección como consumidores. En opinión de OCU, su estado de salud, el desfase generacional o el nivel sociocultural, hacen que se puedan encontrar en una situación de inferioridad y vulnerabilidad respecto al consumidor medio. Por eso, desde OCU se pretende conseguir un apoyo unánime a esta campaña, que permita la modificación de la Ley de Consumidores en beneficio de los mayores para que puedan disfrutar de forma plena y efectiva de todos sus derechos como se merecen.

La información completa sobre estas recomendaciones puede leerse en el número de julio-agosto de la revista OCU-Compra Maestra. 

Para más información, Eva Jiménez, Tfno.  917226061 prensa@ocu.org   

OCU es una organización sin ánimo de lucro e independiente, gracias al apoyo de sus más de 300.000 socios. Como organización de consumidores, OCU tiene como objetivo contribuir e influenciar, para conseguir el bienestar común de todos los consumidores en España, con transparencia y ofreciendo contenidos e información cercanas y útiles que hacen posible que los consumidores se enfrenten a la contratación de servicios y adquisición de productos bien informados.