Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

Crédito Hipotecario

OCU lanza una campaña para recuperar parte del dinero de los aranceles de notarios y registradores

01 dic. 2016

OCU lanza una nueva campaña contra los abusos hipotecarios, esta vez centrada en recuperar parte de los gastos de notario y registro en las operaciones de cancelación, novación y subrogación hipotecarias. La base de la reclamación la encontramos en la aplicación incorrecta del arancel, según la sentencia del TSJ de Madrid de 13 de mayo de 2016. 

OCU señala que el coste de una cancelación hipotecaria aplicando incorrectamente la legislación es de alrededor de 140 euros de notario y 85 de registrador. Aplicando el nuevo criterio del TSJ de Madrid, no obstante, los costes pasan a ser de unos 46 euros de notario y 30 euros de registro. Un ahorro de alrededor de 150 euros por hipotecado. Más de 30.000 operaciones hipotecarias al mes en nuestro país son susceptibles de beneficiarse de esta acción de OCU. 

OCU recuerda que en mayo de 2012, se aprobó el Real Decreto Ley 18/2012, sobre saneamiento y venta de los activos inmobiliario del sistema financiero. Esta norma introdujo una modificación en los honorarios de notarios y registradores para los supuestos de novación, subrogación y cancelación de hipoteca inmersos en operaciones de saneamiento y reestructuración de entidades financieras. La Dirección General de los Registros y del Notariado se pronunció al respecto interpretando que dicha norma también era aplicable a las operaciones realizadas por consumidores. Como resultado, el coste para los consumidores de las cancelaciones de hipotecas como de las novaciones y subrogaciones hipotecarias pasó a costar más del triple de lo que costaba hasta ese momento. 

Toda la situación ha cambiado este año: en mayo de 2016 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid dictó una sentencia en la que establece que la modificación de aranceles se aplica exclusivamente a las operaciones insertas en procesos de saneamiento y reestructuración de entidades financieras y no a las realizadas por consumidores. Además, aclara que la Instrucción carece de valor vinculante y su única función es aclarar a nivel interno aspectos concretos, por lo que se trata de una mera interpretación sin efectos frente a terceros. 

No obstante, notarios y registradores, hasta el momento han hecho caso omiso a esta sentencia y siguen aplicando incorrectamente el arancel, provocando mayores gastos a los consumidores. Esta campaña se une a las acciones judiciales contra gastos de hipoteca cargados exclusivamente a los consumidores, lanzada por OCU hace apenas una semana. El objetivo de OCU es conseguir que se devuelvan a los consumidores afectados los excesos cobrados indebidamente por cancelaciones, novaciones y subrogaciones hipotecarias. 

OCU señala que los notarios y registradores disfrutan de un estatus especial. Por un lado, actúan como profesionales independientes, facturando directamente a sus clientes y por tanto interpretando las normas sobre aplicación del arancel. Al ser parte interesada, dicha interpretación suele ser favorable a sus intereses. Por otro lado, notarios y registradores tienen la condición de funcionarios públicos. Esto permite que los mecanismos de reclamación sean similares a otros procedimientos administrativos, con plazo cortos y reclamaciones ante instancias superiores también controladas por dichos colectivos. 

OCU pondrá a disposición de los consumidores distintos modelos de reclamación para proceder ante notarios y registradores en aquellos casos en los que el consumidor esté en plazo de reclamación, 15 días hábiles (sin tener en cuenta domingos ni festivos), a contar desde la fecha en que haya recibido la factura. 

Además, OCU solicitará tanto al Ministerio de Justicia como a la Dirección General de Registros y del Notariado que emitan una nueva Instrucción sobre la aplicación del arancel en operaciones de novación, subrogación y cancelación de hipotecas, adaptada a los criterios establecidos por la sentencia. Igualmente, OCU demandará un mecanismo extraordinario de revisión que permita reclamar las cantidades pagadas de más a todos aquellos que, según el procedimiento habitual, están fuera de plazo para reclamar. 

OCU pone a disposición de los usuarios en su página web toda la información disponible http://www.ocu.org/movilizate/facturas-hipotecas-notario-registro para que puedan informarse de forma gratuita de todos los aspectos relacionados. 

Para más información (medios de comunicación) Eva Jiménez Tfno. 917226061 prensa@ocu.org

www.ocu.org

OCU es una organización sin ánimo de lucro e independiente, gracias al apoyo de sus más de 300.000 socios. Como organización de consumidores, OCU tiene como objetivo contribuir e influenciar, para conseguir el bienestar común de todos los consumidores en España, con transparencia y ofreciendo contenidos e información cercanas y útiles que hacen posible que los consumidores se enfrenten a la contratación de servicios y adquisición de productos bien informados.