Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

OCU advierte que la calidad del aire es deficiente

05 oct. 2015

Análisis de piscinas cubiertas

imagen piscinas

Madrid, 5 de octubre de 2015. Un estudio de OCU sobre la calidad del agua y del aire de las piscinas cubiertas advierte sobre algunos problemas relacionados con exceso de cloro y trihalometanos en el aire de las instalaciones. Por el contrario la calidad higiénica del agua es buena en todas las piscinas visitadas. Los resultados se publican en el número 407 de octubre de la revista OCU-Compra Maestra.

El estudio se ha llevado a cabo en 37 piscinas cubiertas de uso público de 23 ciudades españolas (con la excepción de Valladolid y León, donde no se permitió la entrada a los técnicos de OCU). Se ha analizado la calidad del aire dentro de las instalaciones y la calidad del agua, tanto la de baño como la de las duchas de los vestuarios. En el agua de los vasos se ha valorado la desinfección, el pH, la temperatura, la higiene, así como la presencia de trihalometanos para determinar la calidad higiénico-sanitaria y la sensación de confort de los bañistas.

Los resultados muestran, en general, que la calidad del agua es buena en todas las instalaciones. Sin embargo, en otros aspectos los resultados no son tan positivos. En cuanto a la temperatura, a pesar de que la normativa establece que para evitar la sensación de frío la temperatura del aire ha de estar entre 1 y 2 grados por encima de la del agua, en 20 de los 70 vasos analizados es superior a la del agua. Solo en 7 casos se cumplen estrictamente la norma.

Pero es la calidad del aire la que arroja peores resultados. La humedad relativa se supera en casi la mitad de las instalaciones. En el 36% de las instalaciones se encontró cloro gas provocado por la evaporación del exceso de cloro en el agua y que generan el típico “olor a piscina”, además de molestias a los usuarios. OCU ha detectado un exceso de trihalometanos en 20 piscinas, en 12 de ellas en niveles muy elevados. Estas sustancias surgen de la reacción del cloro y la materia orgánica en el agua, son volátiles y una vez en el aire pueden causar molestias en las vías respiratorias, piel y ojos. A pesar de que sí están limitadas en el agua de beber, la normativa sobre piscinas no recoge límite alguno para estos compuestos a pesar de las recomendaciones científicas en este sentido. Una buena ventilación y climatización de las instalaciones contribuiría a reducir los problemas detectados.

Sin embargo, el problema sanitario más grave fue la detección de Legionella pneumophilla en las duchas de 3 instalaciones, Alicante (Monte Tossal), Sevilla (O2 wellness) y Zaragoza (Palacio de los deportes). OCU puso de inmediato en conocimiento de los responsables de las instalaciones esta circunstancia, y tomó una segunda muestra transcurrido un plazo suficiente para que se solucionase el problema. En Alicante la instalación había solventado la incidencia, no así las otras dos, por lo que OCU informó a las autoridades sanitarias, además de las propias instalaciones. En Sevilla las autoridades sanitarias informaron de la resolución del problema, pero hasta el momento no ha hecho lo mismo el Ayuntamiento de Zaragoza.

A juicio de OCU, la norma que regula la calidad higiénica de las piscinas es insuficiente en varios aspectos:

  • No limita los niveles de trihalometanos en el agua ni en el aire, a pesar de las recomendaciones científicas.
  • Faltan parámetros de calidad del aire, como el cloro gas o el nivel de microbios.
  • Los protocolos de mantenimiento y la vigilancia para evitar la aparición de Legionella no son lo bastante estrictos.
  • No exige hacer informes de las inspecciones ni tampoco obliga a publicar un registro de las piscinas que están operativas y en qué estado se encuentran.

Para más información (medios de comunicación): Eva Jiménez  Tfno.: 91 722 60 61  - ejimenez@ocu.org www.ocu.org