Oro (EUR/onza)

1.608,32 EUR Variación desde 30/09/2020 12:29:59
-0,43 % Variación desde el último cierre
1.319,15 EUR 1.736,61 EUR mín. <-> máx. 52 últimas semanas
Todos los detalles
Variación desde
1 mes -1,99 %
3 meses 2,47 %
1 año 17,56 %
3 años 13,86 %
5 años 9,97 %

Últimas novedades

  • Análisis
    El oro, el dólar y los tipos de interés hace 2 años - lunes, 7 de mayo de 2018
    “Ante la subida de tipos, ¿piensan que invertir en oro ya no es interesante?”

    Los análisis y consejos de nuestros expertos están reservados a los socios.

    ¿Desea acceder al contenido? Regístrese gratis.
  • Análisis
    ¿Cuánto vale mi oro? hace 2 años - lunes, 11 de diciembre de 2017
    Si está pensando en vender su oro, nuestra calculadora le ayudará a dar con su precio justo.

    No se deje engañar

    En nuestro país acumular una parte del patrimonio personal en piezas físicas de oro o plata, en forma de joyería, vajilla u adornos es más habitual de lo que se suele creer, sobre todo entre las personas de más edad. En épocas de crisis no son pocas las personas que se ven obligadas a recurrir a ellos para afrontar gastos de primera necesidad. Por desgracia abundan también los intermediarios poco escrupulosos que ofrecen precios muy por debajo de los del mercado. Ahí es donde el conversor de oro (o de plata) a euros que ponemos a su disposición en nuestra web le puede ayudar a que no le den gato por liebre. El precio del oro se fija en dólares USD por onza en los diferentes mercados internacionales en los que se negocian. • A usted sin embargo, si tiene que comprar o vender alguna pieza seguramente lo que le interese sea el precio en euros por gramo. Gracias a nuestras calculadoras, a las que podrá acceder pulsando el botón con la imagen de la calculadora en la página de inicio de esta web, el cálculo es muy sencillo. Con ellas podrá obtener el valor de una pieza según su peso y número de quilates que presenta del metal.

    Compartir este artículo

  • Análisis
    El oro, ¿bajo presión? hace 2 años - viernes, 17 de noviembre de 2017
    Las subidas de tipos de interés no suelen sentar bien al oro. ¿Es momento de preocuparse?

    Ligeramente sensible…

    Quienes invierten en oro, atesorando p.ej. lingotes, monedas o ETF de oro físico, no reciben intereses o dividendos, por lo que el rendimiento depende solo de la evolución del precio del metal amarillo entre el momento de compra y el de su venta.

    · Ahora bien, el precio del oro, como es normal en una economía de mercado, se rige por la ley de la oferta y la demanda. Cuando los tipos de interés suben el atractivo de los depósitos y de otros instrumentos de renta fija aumenta frente al del oro, por lo que muchos inversores que buscaban en el metal amarillo seguridad para sus ahorros venden sus posiciones y buscan refugio en la renta fija, haciendo que baje el precio del metal.

     …. pero no tanto

    La tendencia actual al alza de los tipos de interés es global. En el Reino Unido y en los EE.UU. ya se ha iniciado y en Europa es cuestión de tiempo que lo haga. Lo cual no asegura, en nuestra opinión, un desplome del precio del oro, dado que la relación entre su precio y los tipos de interés es menor de lo que pueda parecer.

    · Como se observa en el gráfico, la bajada de las rentabilidades de las obligaciones desde mediados de 2013 hasta la mitad de 2016 no fue acompañada por una subida del precio del oro como habría sido de esperar, y tan solo se aprecia cierta relación inversa entre el precio del oro y los tipos de interés desde mediados de 2016.

     Ideal para contrarrestar riesgos

    Si usted invierte en bolsa, ya sea a través de acciones o fondos, creemos que dedicarle un pequeño porcentaje de la cartera al oro puede ser especialmente interesante para contrarrestar los altibajos bursátiles y reducir el riesgo de la cartera. En momentos de incertidumbre, en los que las Bolsas suelen caer, la cotización del oro suele tener buen comportamiento.

     Cómo invertir en oro

    Hay diferentes formas de apostar por una revalorización del oro. Desde comprar directamente lingotes o monedas hasta invertir en fondos y acciones de empresas mineras. La opción de invertir en oro físico la desaconsejamos: los diferentes precios de compra y de venta se pueden comer hasta un 5%, a lo que hay que añadir los problemas y costes de su custodia.

    · Los ETFs de oro le pueden evitar esos dos problemas. Pero ojo porque muchos ETF de oro no son físicos sino sintéticos, lo cual significa que no invierten físicamente en el metal sino a través de derivados, por lo que son mucho más arriesgados. Entre los ETF físicos, nuestro favorito es el Xetra Gold ETC (conservar; DE000A0S9GB0), al que puede dedicar hasta un 5% de su cartera.

    · Otra alternativa es comprar acciones de compañías de minas de oro, inversión que conlleva un efecto apalancamiento debido a que las cotizaciones de estas compañías fluctúan en mayor medida que el precio del oro. A este riesgo se suma el de la propia minera, el cual se puede reducir en parte diversificando entre varias compañías mineras.

    · A nuestro juicio la mejor forma de apostar por el oro es hacerlo a través de fondos que inviertan en empresas mineras, como el fondo Investec GSF Global Gold F Acc USD (ISIN: LU0345780364, desde 3.000 euros) o el ETF iShares Gold Producer (ISIN: IE00B6R52036), nuestros favoritos. Dado el efecto apalancamiento de la inversión en minas de oro, creemos que no debería dedicarles un peso superior al 3 o al 4% de su cartera. 

    Compartir este artículo