Noticias

La luz podría subir cerca de un 13% en enero

19 diciembre 2013
La luz sube en enero

Una tormenta perfecta para nuestros recibos de la luz está en marcha. Los consumidores podríamos empezar el año con más cuesta de la esperada: una subida histórica del precio de la electricidad que encarezca las facturas de los españoles en casi 100 euros al año.

Los peores presagios se han confirmado. La subasta CESUR, el mecanismo que fija el precio de la energía para los clientes acogidos a la tarifa TUR, y por extensión a casi la totalidad de los clientes domésticos, provocará una espectacular subida del recibo de la luz, que rondará el 13%. 

Subida escandalosa

La subasta CESUR ha finalizado con una escandalosa subida del precio de la energía del 30%. Las previsiones no eran optimistas. Este mes de diciembre, el mercado diario de electricidad  estaba ofreciendo tarifas que duplicaban casi los precios de noviembre y las consecuencias han sido dramáticas.  

Esa subasta de energía decide una parte importante de la tarifa de la luz (en concreto el 45%). El resto de la tarifa es las llamadas tarifas de acceso o peajes, que son fijados por el Gobierno. Esta misma semana se ha sabido que esas tarifas de acceso subirían un 2% (pese a los anteriores continuos anuncios de que no subirían). Estos peajes son los que cubren costes como el transporte y distribución de la electricidad, las primas a las renovables, déficit eléctrico, costes extrapeninsulares...

La luz, un 13% más cara en enero

La subida de las subasta CESUR junto a las tarifas de acceso, son las que provocarán una subida de la factura de la luz que, según los cálculos de los expertos de OCU estará en torno al 13%. En una factura media este incremento se traduciría en unos 110 euros anuales. Para que te hagas una idea: una casa con un consumo medio, de 4,6 kW de potencia y 3.500 kWh de consumo anual, el gasto anual de luz será de unos 910 euros). En 2003 en ese mismo hogar se pagaban 456 euros al año.

Promesas incumplidas

Este verano, el Gobierno hizo la promesa de cubrir una parte del desfase entre ingresos y gastos que se produce en las tarifas de acceso, el resto lo harían los consumidores y las propias compañías... Pero no ha sido así :

  • El Gobierno ha optado por no contribuir a reducir ese déficit, resolviéndolo con una subida del 2% en las tarifas de acceso que se mantendrá durante los próximos 15 años.
  • Las compañías eléctricas se aseguran su cobro en cualquier caso y podrán seguir mostrando sus excelentes cuentas de resultados.
  • Y como siempre, los consumidores llevan la peor parte: tendremos que hacer un esfuerzo extra.

El Gobierno debe reaccionar

OCU exige al Gobierno que ponga todos los medios para paralizar esa subida de tarifas: un servicio tan básico como la electricidad no puede estar a expensas de un mecanismo de fijación de precios de naturaleza especulativa y que está bajo sospecha

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia está investigando la posible manipulación de precios de este mes de diciembre. 


Contenidos relacionados