Noticias

La batería doméstica de Tesla lo tiene crudo para llegar a España

18 febrero 2015
La batería doméstica de Tesla lo tiene crudo para llegar a España

Suena así: olvidarte para siempre de tu compañía eléctrica, desconectarte de la red y ser autosuficiente combinando paneles solares con baterías de hidrógeno. Pero en España la realidad es otra y no será fácil encontrar a alguien que pueda adoptar este nuevo sistema. 

Como ya adelantábamos el pasado mes de febrero, el fabricante de vehículos eléctricos Tesla Motors ya tiene disponible en el mercado (de momento sólo por encargo y en EEUU) su batería doméstica Tesla Powerall

Como reacción al anuncio han proliferado titulares exagerados que dan por zanjada la "vieja" manera de consumir electricidad e incluso se despiden alegremente de la factura de la luz. 

La realidad es bastante más aséptica.  

4 razones que desinflan la noticia

La promesa es todo un órdago: combinar paneles solares y baterías para que viviendas y negocios dejen de pagar la luz que consumen. 

  • 1. No es una novedad absoluta: otro fabricante de coches, Toyota, ya cuenta con una batería de hidrógeno que puede sacarse del Toyota Mirai para dar energía a una casa durante una semana. 
  • 2. Aún no está disponible: de momento solo puede reservarse y no se entregará hasta el verano, comenzando por EEUU. 
  • 3. Cuesta dinero: el precio de esta batería no es excesivamente elevado, unos 2.700 euros para 7kWh, no obstante, esto no es suficiente para independizarse de la red (para hacernos una idea, el consumo normal de una familia en España está en unos 3.500 kWh/año o lo que es lo mismo, unos 9,5 kWh/día), y habría que añadir a este coste la instalación, legalización y sistema de generación de energía.
  • 4. No para todos: no es viable en bloques de pisos porque solo resulta rentable para quien tenga paneles solares que puedan desconectarse de la red eléctrica. En España esto solo se da en zonas apartadas y en algunos corrales. 

No es país para renovables

Pero existe una quinta razón que pincha aún más el notición. Tiene que ver con las particularidades de un país como España, en el que se le ponen impuestos incluso al sol.

El Gobierno pretende boicotear a todo el que produzca su propia energía. 

Este nefasto Real Decreto penaliza directamente a quien decida instalar baterías en su casa. 

Desde OCU estamos trabajando activamente en diferentes iniciativas en pro de la libertad del consumidor para generar su propia energía y mejorar la eficiencia energética de su hogar a unos precios razonables.