Informe

Seguros de defensa jurídica

5 septiembre 2012
Seguros de defensa jurídica

Contratar una póliza de defensa jurídica facilita las cosas a la hora de reclamar o defenderse. En teoría, si asegura ese riesgo, la compañía se hará cargo de los gastos generados tanto en los procesos iniciados para reclamar, como en los que tengan como fin defenderle, y podrá hasta elegir a sus abogados.

Un seguro para conflictos y reclamaciones

Con una póliza de defensa jurídica familiar tendrá cubiertos los gastos generados en reclamaciones (tanto las que usted plantee, como de las que deba responder). La compañía se encargará de defender y representar al asegurado y los familiares incluidos en la cobertura, permitiéndole incluso elegir el profesional. Pero en la práctica, las cosas no son tan simples: hay límites a las coberturas, se imponen franquicias a los usuarios y los contratos de las compañías incluyen cláusulas que, a juicio de la OCU, podrían considerarse abusivas (como una por la que la compañía puede negarse a prestar sus servicios al asegurado si consideran que el proceso es inviable), y como tales han sido denunciadas.

En cualquier caso, si tiene una póliza de este tipo y, tras un siniestro, se plantea algún un conflicto con la compañía, sepa que puede acudir al arbitraje.


Anexos

Al servicio de 345.000 socios.