Los sitios de OCU
Informe

Cómo buscar trabajo en Internet

21 marzo 2013
Cómo buscar trabajo en Internet

La crisis no amaina y el número de desempleados crece. La mitad de los jóvenes no consigue encontrar trabajo y muchos miran a Internet como su última esperanza. Consejos para sacarle partido a las posibilidades que ofrece la Red y redactar tu mejor currículum.

7 consejos para empezar

  • Completa todos los apartados de tu CV virtual: te ayudará a ganar visibilidad en estas páginas. Pero cada vez que escribas algo, ten en cuenta que es como si estuvieses diciéndolo en una entrevista de trabajo: comparte solo lo que pueda ayudarte. Conviene abrirse una cuenta de correo electrónico destinada exclusivamente a buscar empleo (muchas páginas envían mails publicitarios que pueden inundar tu correo personal).
  • Aspiraciones salariales: reflexiona antes de dar una cifra. Las empresas descartan a quien pide demasiado y a quien pide poco (consideran que no está capacitado). Infórmate de lo que se está cobrando en ese sector y ese puesto. Introduce la cantidad en euros brutos anuales. Si no estás seguro, esquiva la pregunta con un “dependiendo de las condiciones”. Pero vete preparando: si llegas a la entrevista este será uno de los temas de los que tendrás que hablar.
  • Referencias y certificados: estas webs suelen incluir la opción de adjuntar cartas de recomendación o certificados de idiomas y otras aptitudes. No dudes en adjuntar lo que tenga relación con el tipo de puesto al que aspiras, pero descarta la información que no aporta nada.
  • “Preguntas asesinas”: cuando optes a una oferta a menudo llegarás a un cuestionario que te preguntará por tu nivel en un determinado idioma, tu conocimiento en un área o tu experiencia laboral. Es un filtro para descartar candidatos. No mientas, pero tampoco te infravalores: si fallas estas preguntas lo más probable es que tu CV nunca llegue a ser leído por la empresa.
  • Opciones Premium: a cambio de una cuota mensual, muchas páginas incluyen una opción Premium que hará que tu currículo “brille” entre el resto, o al menos eso es lo que prometen. También permiten conseguir certificados de idiomas online y consultar algunos de los datos de las personas que están compitiendo por tu mismo puesto. No pierdas la cabeza: suponen un gasto extra y no te garantizan nada.
  • Controla los clics compulsivos: en Internet es fácil apuntarse a 100 ofertas en tan solo una hora, pero ¿merece la pena? No. Las empresas que contratan los servicios de estas webs pueden ver tu historial de candidaturas y saber cuántas veces te has apuntado a sus ofertas. Si comprueban que en el último mes te has presentado a 3 puestos absolutamente diferentes, perderás credibilidad y te descartarán.
  • No te vuelvas loco: se ha extendido el rumor de que la empresa da prioridad a los currículos de los candidatos que hicieron clic en la oferta antes que nadie. Algunos aspirantes esperan a medianoche para entrar en estas páginas, encontrar ofertas recién publicadas y ser los primeros. La realidad es que el personal de Recursos Humanos recibe las solicitudes como cuando abres una cuenta de correo: lo primero que ven es lo más reciente. Todo depende de a qué hora se conecten: si acaban de acceder a la página y en ese momento envías tu candidatura, tu CV será el primero que lean aunque te hayas apuntado tarde. Es cuestión de suerte, pero pocos profesionales se conectarán de madrugada, así que deja de trasnochar y envía tus solicitudes en horario laboral (especialmente por la mañana).

Sigue los consejos de la OCU para encontrar trabajo

Al servicio de 345.000 socios.