Noticias

Viajar "low cost" no es tan barato

19 enero 2012
Viajar "low cost" no es tan barato

¿Vas a coger en avión? Al precio del billete, hay que sumarle una serie de gastos con los que quizás no cuentas y que pueden desequilibrar el presupuesto. Y el problema suele ser mayor cuando se han comprado billetes en compañías low cost. Pasamos revista a lo que cobran de más las compañías aéreas.

Las compañías de bajo coste han contribuido a que viajar en avión sea un lujo al alcance de cada vez más usuarios. Pero paradójicamente, viajar en avión ha dejado de ser un lujo.  Los aeropuertos, masificados; el bocadillo en papel de aluminio, el equipaje más parecido a los hatillos de antaño… Atrás quedó el “glamour” de los viajes, a no ser que estés dispuesto a que tu viaje se dispare. Porque lo cierto es que las compañías te cobran hasta por respirar.

Preparamos una pequeña guía para recordarte cuáles son esos gastos "extra" 

¿Por qué me van a cobrar?

Lo importante es no llevarse sorpresas. Para ello, es importante tener presente que muchas compañías cobran:

  • Por pagar con tarjeta. Compañías como Ryanar, Vueling, Easyjet o Spanair cobran una comisión adicional por pagar con tarjeta de crédito o débito... El coste varía entre unos 6 y 10 euros.
  • Por emitir la tarjeta de embarque. Algunas compañías aéreas, sobre todo de bajo coste, cobran a los pasajeros por imprimir las tarjetas de embarque. Las cantidades cobradas han llegado a los 40 euros de Ryanair, por ejemplo. Afortunadamente, la justicia considera abusiva la cláusula de los contratos que establece esta obligatoriedad.
  • Por facturar la maleta. Cobran cantidades variables compañías low cost como Vueling, Ryanair o EasyJet. Además, algunas compañías cobran cantidades diferentes si no se ha facturado en el momento de hacer la reserva, sino que se factura en el aeropuerto.
  • Por llevar una segunda maleta. Iberia cobra por la segunda maleta, sumándose así a otras compañías, además de las que cobran al viajero por facturar cualquier equipaje.
  • Por llevar kilos de más en el equipaje. Normalmente el límite es de 20 kilos. Por encima de esa cifra cuesta bastante más. Las compañías siguen criterios variables. Por ejemplo, en Ryanair cobran 20 euros mas por cada Kg que pase de los 15.
  • Por elegir asiento. Compañías como Vueling cobran por elegir asiento.
  • Por embarcar antes. No sólo las compañías low cost cobran por lo que denominan “embarque prioritario”: otras de línea, como American Airlines, cobran por  el “Express seats” unas cantidades que rondan los 20 dólares.
  • Por tomarte un café. Los servicios de restauración y cafetería son de pago en la mayoría de las compañías aéreas. Un café o un refresco en el avión cuesta del orden de 3 euros, una cerveza 5 y un bocadillo supera los 6 euros.

Los abusos pasan factura

Los abusos las compañías les pasan factura, en término de aprecio de sus clientes. Varias compañías de bajo coste estaban entre las peor valoradas, y en foros y redes sociales arrecian las quejas por algunos de los abusos.

Lo cierto es que a veces se trata de medidas legales, pero encubren soterradas subidas de precio (como el cobro de la segunda maleta). Otra veces son medidas de legalidad más que dudosa.

Los consumidores nos movilizamos también contra estos abusos, denunciando cláusulas muy injustas. Afortunadamente, los tribunales empiezan a tomar cartas en el asunto, y las decisiones judiciales parecen dar la razón a los usuarios frente a las todopoderosas compañías, y ya hay sentencias firmes en distintos países europeos contra los abusos de las compañías.

Cómo evitar pagar de más

  • Comprueba si te ofrecen alternativas para no aplicar el cargo por pago con tarjeta (por ejemplo, en Ryanair no te cobrarán si pagas con una tarjeta Mastercard prepago).
  • Imprime previamente la tarjeta de embarque
  • Planifica cuidadosamente tu equipaje. Procura limitarte a una maleta o llevar equipaje de mano.
  • Comprueba las medidas y pesos del equipaje de mano permitido. Si te pasas te obligarán a facturar.
  • Si tienes que facturar, indícalo en la reserva.
  • Consulta la página de web de la compañía aérea con la que vueles para saber exigencias, limitaciones, etc. Si te cobran, al menos que no te pille por sorpresa.


Al servicio de 345.000 socios.