Informe

Últimas tendencias en consumo colaborativo

1 noviembre 2014
Últimas tendencias en consumo colaborativo

Reflexionar sobre lo que necesitas y afianzar lazos con la comunidad son las bases del consumo colaborativo, una opción que gana enteros a escala global y pretende dar un vuelco a tu economía. Nos adentramos en cada una de sus principales tendencias.

Adiós al consumo pasivo

La economía compartida (sharing economy) es el intento de pasar de un sistema consumista a un sistema eficiente.

El consumo deja de ser un acto pasivo (solo puedes elegir entre lo que te ofrecen las marcas) y empieza a ser activo (las posibilidades se abren: prestar, donar, intercambiar...).

Ahorrar sin renunciar al bienestar

Más allá de la posibilidad de ahorrar dinero (o incluso de ganarlo), estas iniciativas fortalecen la socialización. Una trama de ideas que llevan hacia una sociedad más sostenible

El consumo colaborativo concilia ahorro y valores sociales tanto a pequeña escala (bancos del tiempo, huertos urbanos...) como a escala global (redes de truque o viajes colaborativos).

Muchos de estos intercambios se basan en la confianza: puedes compartir con desconocidos lo que compartirías con tus amigos. En la construcción de esta confianza, Internet juega un papel crucial: es donde cada ciudadano construye su “reputación virtual” en base a las opiniones de otros internautas.

Compartir y colaborar puede ser beneficioso para nosotros mismos, para nuestra economía y para los demás.

Principales tendencias