Consejos

Así son los perfumes falsos

18 diciembre 2013
Así son los perfumes falsos

Tras la celebración del evento #HueleAFalso, desgranamos la información más útil para el consumidor en 5 píldoras. Por muy barata que sea, al comprar una falsificación renuncias a tus garantías y confías en un producto que nadie sabe realmente lo que lleva.

  • 1. En un perfume original el celofán de embalaje va pegado como una segunda piel. En uno falso, hay aire entre medias. Si frotamos con la mano el embalaje, el celofán de un perfume falso hace ruido.
  • 2. El cartón de una caja original es de buena calidad y consistente. En su interior cuenta además con otras sujeciones de cartón. Un perfume falso tiene cartón endeble y en muchas ocasiones lo que va dentro de la caja es claramente diferente al original (una vez engañado el comprador mediante la caja...).  
  • 3. Un frasco original es de cristal suave y homogéneo al tacto, con una ligera curvatura en su fondo. Los frascos de perfumes falsos son porosos y tienen irregularidades fácilmente perceptibles. Además, la curvatura del fondo es exagerada.
  • 4. Las grandes marcas de perfumes no permiten que sus productos lleguen a los mercadillos. En estos entornos es habitual que lo que te enseñen sí que sea un frasco de perfume original, pero lo que luego meten en tu bolsa es una falsificación.
  • 5. Detrás de los perfumes falsos no hay ningún Robin Hood en busca de justicia social. Hay redes de explotación laboral que pueden recurrir a mano de obra infantil y que en ningún caso pasan controles de ningún tipo. Toda la información de un perfume legal la tienen los Centros de Toxicología, pero nadie sabe exactamente qué puede llevar un perfume falso. Al comprar una falsificación, el consumidor se expone a demasiados riesgos (y se queda sin ninguna garantía). 

 


Contenidos relacionados