Noticias

Reclamos engañosos para deportistas

24 julio 2012
Reclamos engañosos para deportistas

Algunos deportistas abusan de los productos nutricionales que prometen beneficios prodigiosos en sus alegaciones, quizá por que no sean conscientes de que solo algunos pueden aportarles beneficios para la salud o mejora del rendimiento.

Algunos deportistas se dejan seducir por los productos milagro, que ofrecen beneficios nutricionales en sus alegaciones pero que en demasiadas ocasiones no aportan beneficios para la salud, sino todo lo contrario.

Las alegaciones nutricionales, de las que hemos venido hablando a lo largo de este año, son esas leyendas que aparecen en los etiquetados de los alimentos destacando sus bonanzas. Suelen presentarse en productos enriquecidos con vitaminas, minerales u otras sustancias, que también se conocen como funcionales.

Muchos de estos artículos están vinculados a la reducción del colesterol sanguíneo o a la mejora del tránsito intestinal, pero pocas veces pensamos en los alimentos enriquecidos y en su efecto sobre el rendimiento físico.

Argumentos débiles

Si nos detenemos en los lineales de los productos dietéticos de los supermercados, entre los que se encuentran los complementos dirigidos a deportistas, observamos que los reclamos más habituales están relacionados con el aumento del rendimiento físico, la lucha contra la fatiga y la rápida recuperación. Pero la gran mayoría de estas sustancias que se consideran suplementos para deportistas sustentan sus presuntos beneficios con argumentos muy débiles o ausentes. De hecho, hasta ahora la EFSA solo ha autorizado el uso de las siguientes alegaciones relacionadas con el deporte, con estas condiciones de uso:

Creatina: “La creatina mejora el rendimiento físico en series sucesivas de ejercicios breves de alta intensidad.” Esta declaración únicamente puede utilizarse respecto a alimentos que aporten una ingesta diaria de 3 gramos de creatina. Solo puede utilizarse esta declaración respecto a alimentos para adultos que realicen ejercicio de alta intensidad.

Soluciones hidrolíticas a base de hidratos de carbono: “Las soluciones electrolíticas a base de hidratos de carbono contribuyen a mantener el nivel de resistencia en ejercicios que requieren una resistencia prolongada” y “las soluciones electrolíticas a base de hidratos de carbono mejoran la absorción de agua durante el ejercicio físico". Para que un producto pueda llevar esta declaración, las soluciones electrolíticas a base de hidratos de carbono deben contener entre 80 Kcal/l y 350 Kcal/l procedentes de hidratos de carbono, y al menos el 75 % de la energía debe derivarse de hidratos de carbono que provoquen una respuesta glucémica alta, como la glucosa, los polímeros de glucosa y la sacarosa. Además, estas bebidas deben contener entre 20 mmol/l (460 mg/l) y 50 mmol/l (1,150 mg/l) de sodio, y tener una osmolalidad entre 200 mOsm/kg y 330 mOsm/kg de agua.

Vitamina C: “La vitamina C contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario durante el ejercicio físico intenso y después de este.” Esta declaración solo puede utilizarse respecto a alimentos que aporten 200 mg diarios de vitamina C.

Conclusiones

La EFSA no autoriza el uso de reclamos que vinculen los aminoácidos ramificados (L-leucina, L-isoleucina y L-valina) con la reducción de la sensación de fatiga y mejora del rendimiento; el BHM (o beta-hidroxi-metil-butirato) con el aumento de la masa y fuerza muscular; la carnitina con el rendimiento deportivo y la reparación muscular. Todos ellos por falta de evidencia científica que no termina de demostrar los efectos que se alegan.

Hay una excepción: la cafeína. Su relación con aumentar la capacidad de resistencia durante el ejercicio y disminuir la sensación de fatiga, ha sido aprobada pero aún no se autoriza su uso ya que aún falta por evaluar las condiciones de uso para evitar riesgos por un consumo elevado de cafeína. La cafeína no se considera una sustancia prohibida en los controles antidopaje.

Pese a todo, la OCU considera que los deportistas han de ser conscientes de que tan solo unos pocos suplementos pueden aportarles algunas ventajas en términos de protección de la salud o mejora del rendimiento, pero la utilización de estas sustancias no puede compensar elecciones alimentarias equivocadas y una dieta inadecuada. Además, existen riesgos reales de efectos adversos, como un test de dopaje positivo, por lo que siempre hay que cotejar los riesgos con los potenciales beneficios.

Más información: Consejos para empezar hacer deporteInforme sobre cafeína, Base de datos de alimentos funcionales. Suplementos para deportistas: pocos son efectivos. Vida sana, Ocu Salud nº 101, mayo de 2012.


Al servicio de 345.000 socios.