Informe

Alimentos light ¿merecen la pena?

12 junio 2015
Alimentos light ¿merecen la pena?

Reducir el aporte calórico de lo que comemos es clave para perder peso. Para adelgazar es preciso incluir en la dieta productos más saludables, alimentos con menor valor calórico. Los fabricantes, no dispuestos a renunciar, ofrecen versiones light de muchos productos: ¿son la solución? Depende.

Las cosas claras

El afán por adelgazar o conservar nuestra línea lleva a cambiar los hábitos de compra y alimentarios, pero ¿cómo? Se trata de optar por alimentos con menos valor energético, por productos más saludables… ¿Son los light la solución?

Cuando pensamos en un producto light, rápidamente viene a la cabeza un producto con menos calorías, con menos grasas… un alimento que engorda menos, en definitiva. Pero ni todo lo que se denomina light tiene pocas calorías, ni ese argumento de light o ligero puede servirnos de excusa para comer más cantidad.

La norma es clara respecto a las alegaciones que se pueden incluir en las etiquetas:

  • Contenido reducido o light. Solo puede denominarse así a los productos que reduzcan el contenido de uno o más nutrientes en un 30 % en comparación con un producto similar de referencia.
  • Bajo en calorías o bajo valor energético. Para merecer este nombre, el producto en cuestión no debe tener más de 40 kcal/100 g, si es un sólido o de 20 kcal/100 ml, en líquidos.
  • Sin calorías. Son alimentos con menos de 4 kcal/100 ml.

Como vemos, no todos pueden presumir de ser light, aunque basta añadir esa denominación para pensar que el alimento en cuestión engorda poco... lo que no siempre es verdad.