FLUJO DE CAJA NETO

En las cuentas de una sociedad, el flujo de caja (cash-flow en la terminología inglesa) designa todos los ingresos en efectivo, descontados todos los gastos abonados. Se trata por tanto del saldo de todas las operaciones de caja. El flujo de caja no tiene en cuenta los gastos contables como las amortizaciones, la reducciones de valor y las provisiones.

Se distingue el flujo de caja bruto (antes de impuestos), el flujo de caja neto (después de impuestos) y también el flujo de caja corriente (no tiene en cuenta los resultados extraordinarios).

;