RENDIMIENTO SOBRE FONDOS PROPIOS

La cifra del rendimiento sobre fondos propios (return on equity total) se obtiene dividiendo el beneficio neto (beneficio operativo + resultados financieros + resultados extraordinarios) por los fondos propios.

Esta cifra mide la rentabilidad de los fondos propios, es decir, los capital permanentes puestos a disposición de la empresa por sus accionistas (capital social + primas + reservas).

Si una empresa presenta un rendimiento sobre fondos propios del 15%, significa que realiza un beneficio de 15 euros por una cantidad de fondos propios de 100 euros. Desde luego, como todo ratio, esta herramienta debe utilizarse con prudencia. En efecto, no tiene en cuenta el modo de financiación de la empresa en cuestión. Así, una empresa que recurra masivamente al endeudamiento podría considerablemente aumentar su rendimiento sobre fondos propios sin aumentar al mismo tiempo su rentabilidad en su conjunto.

Para el “return on equito current”, se divide el beneficio corriente por los fondos propios.