Los sitios de OCU
Noticias

Alquiler de vivienda: cambia la fiscalidad

4 diciembre 2011
Alquiler de vivienda: cambia la fiscalidad

¿Tienes una casa alquilada? Tanto si eres el  inquilino como si eres el casero, te interesará conocer los cambios que se han producido en 2011 y que afectan a la fiscalidad. Uno de los cambios más llamativos es que se modifica el límite de edad para la deducción por alquiler a jóvenes: en los nuevos contratos, solo podrán aprovecharla quienes tengan inquilinos menores de 30 años.

Las ventajas fiscales del alquiler de vivienda son diferentes a partir de 2001. Veamos cuáles son las novedades en la fiscalidad del alquiler tanto para el inquilino como para el propietario.

¿Qué cambia para el inquilino?

La deducción estatal por alquiler de vivienda habitual ha sufrido algunas modificaciones, para equipararla a la deducción por adquisición de vivienda.

Así, el inquilino que tenga una base imponible inferior a 24.170,20 euros anuales, podrá deducir el 10,05% en el tramo estatal del impuesto.

¿Y cuál será la base máxima de la deducción?

  • Cuando la base imponible sea igual o inferior a 17.707,20 euros anuales: 9.040 euros anuales.
  • Cuando la base imponible esté comprendida entre 17.707,20 y 24.107,20 euros anuales: 9.040 euros menos el resultado de multiplicar por 1,4125 la diferencia entre la base imponible y 17.707,20 euros anuales. Por ejemplo, si su base imponible fuera de 22.000 euros, la deducción máxima que podría aplicar sería igual a 9.040 – [1,4125 x (22.000 – 17.707,20)] = 6.063,58

Recuerda que, al margen de la deducción estatal, cada Comunidad Autónoma puede establecer sus propias deducciones que se sumarán a la estatal.

Novedades fiscales para el propietario

Los propietarios que alquilen un inmueble para vivienda podrán aplicar sobre el rendimiento neto una reducción que, desde 1 de enero de 2011, es del 60% (mientras que hasta ese momento eras sólo el 50%).

La reducción no es aplicable a los garajes y trasteros (a no ser que se alquilen junto con la vivienda), locales comerciales, ni a viviendas que se alquilan sólo en vacaciones o a empresas que las destinan a viviendas de sus empleados.

Si alquila a jóvenes, más ventajas

En caso de alquiler a jóvenes, la reducción llega hasta el 100%, lo que en la práctica significa que no se tributa por el alquiler recibido. Para poder disfrutar de esta reducción adicional:

  • El inquilino debe tener entre 18 y 30 años (el año en que los cumpla, la reducción es menor y proporcional al número de días en que aún tenía 29 años). La edad máxima para aplicar la reducción se ha reducido desde los 35 años hasta los 30, aunque podrá seguir aplicándose hasta los 35 años para los contratos celebrados antes del 1 de enero de 2011.
  • Los rendimientos netos del trabajo o de actividades económicas deben ser superiores al IPREM.

Para que el casero pueda aprovechar esta reducción en su renta, el inquilino debe entregarle, antes del 31 de marzo, una declaración firmada y fechada, en la que consten:

  • nombre, apellidos, domicilio fiscal y NIF del arrendatario
  • la referencia catastral de la vivienda arrendada, en su defecto, su dirección completa
  • manifestación de tener una edad de entre 18 y 30 (o 35) años durante todo el año del alquiler o parte del mismo, indicando en este último caso el número de días en que cumplió tal requisito
  • manifestación de haber obtenido durante el año unos rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas superiores al IPREM.

Puedes usar este modelo para realizar dicha comunicación. Si el contrato es posterior al 1 de enero de 2001, deberá cambiar la mención a 35 por 30 años.


Al servicio de 345.000 socios.