Noticias

Tablets baratas: ¿merecen la pena?

20 enero 2012
Tablets baratas: ¿merecen la pena?

Las tabletas más baratas del mercado no siempre merecen la pena. A menudo la rebaja en su precio implica también una calidad inferior y un buen número de pequeñas incomodidades para el usuario. Analizamos dos de los modelos más baratos.

La revolución low cost no se limita a los billetes de avión. El mercado de las tabletas también cuenta con opciones baratas. No es obligatorio desembolsar las cantidades de dinero que cuestan los productos de Apple o el Samsung Galaxy Tab. Hay modelos por menos de la mitad.

Analizamos el Arnova 10 B G2 (una sub-marca de Archos) y el Carrefour CT 1002 (actualmente en promoción). Es cierto que el precio se recorta, pero también la calidad.  

Arnova: pequeños detalles incómodos 

Es similar a la nueva tableta Archos de 10 pulgadas. Cuesta solo 149 euros, pero un cúmulo de pequeñas incomodidades lastran el resultado final:

  • Su formato 16:9 resulta poco práctico para uso vertical.
  • Su tamaño y peso (680 gramos) no son los más adecuados para escribir mientras se sujeta la tableta con la mano.
  • Cada vez que se ilumina la pantalla emite un desagradable silbido. 

Carrefour CT 1002: comodidad y buen acabado

Bastante más cómodo de usar que el Arnova debido a su formato 4:3 (similar al del iPad). Usar la tableta sobre una mesa o sosteniéndola con la mano no tiene complicaciones gracias a sus dimensiones y a la calidad de la pantalla. Y todo por 199 euros.  

En esta ocasión Carrefour progresa en uno de sus tradicionales puntos débiles y consigue un acabado mejor que el de modelos anteriores. 

Las apariencias engañan: pocas aplicaciones, cámara de mala calidad... 

Estos dos tablets económicos nos seducen con su precio y ofrecen una amplia gama de posibilidades muy interesantes a primera vista. La decepción llega cuando nos ponemos a usarlos

Ambos modelos vienen equipados con Android 2.1.6 y Android 2.3, un serio problema dado que ninguna de estas versiones de Android está optimizada para tablets. Si queremos instalar nuevas aplicaciones, nos estrellaremos contra el muro de no tener un acceso completo al Android Market. Nuestra única escapatoria será recurrir a otras tiendas de aplicaciones (AppsLib en el caso de Arnova y GetJar Free Apps para el modelo Carrefour). Aun así, las aplicaciones disponibles son muy limitadas y poco atractivas.

En las dos tabletas, la cámara integrada es de mala calidad y no puede utilizarse con Skype. En la reproducción de vídeo, la Arnova tiene un audio es aceptable pero a los colores les falta vida. Además el ángulo de visión es muy limitado, resultando prácticamente imposible ver películas acompañados. Reproducir música en MP3 no es problema, pero algunos ficheros de Word y Excel no se pueden abrir.

Escasa memoria 

La Arnova cuenta con una memoria de 6,26 GB bastante limitada. Afortunadamente, hay solución: el dispositivo tiene un puerto USB, una ranura para tarjetas mini-SD y un puerto micro-USB para su conexión a PC.

La tableta Carrefour CT 1002 tiene ranura para tarjetas de memoria micro-SD, un puerto mini-USB y otro mini-HDMI. Pero su memoria interna es de tan solo 512 MB y los 4 GB anunciados para almacenamiento se quedan en la práctica en unos escasos 2,67.

Internet: importantes limitaciones  

A la hora de navegar por Internet, el modelo Arnova no muestra grandes problemas y es compatible con Flash. Por el contrario, el tablet de Carrefour no es compatible con Flash y su WiFi no muestra un buen comportamiento.

La gestión de correos electrónicos es problemática en ambos casos, especialmente cuando hay ficheros adjuntos. En la tableta de Carrefour la memoria interna es tan escasa que resulta imposible abrir un archivo adjunto a un correo sin insertar antes una tarjeta de memoria.

La tentación del precio esconde baja calidad

Es fácil sentirse tentado por sus bajos precios, pero a la hora de comprar uno de estos tablets hay que pensar más con la cabeza y menos con el bolsillo. 

Aunque pueden ser suficientes para un uso básico, pagando un poco más se consiguen productos de calidad. Nuestra Compra Maestra, por ejemplo, cuesta 285 euros, solo 136 euros más que la Arnova y 86 más que la Carrefour. 


Al servicio de 345.000 socios.