Noticias

Devolver un producto comprado por Internet

26 noviembre 2015
Devolver un producto comprado por Internet

No puedes vivir la edad de oro del comercio online sin conocer perfectamente tus derechos como consumidor. La regla de oro es esta: cuando compras algo por Internet tienes 14 días para arrepentirte. Te tienen que devolver lo que pagaste y no les debes ninguna explicación. 

Ni lo vemos ni lo tocamos, pero lo compramos. 

Gastar dinero a golpe de clic entraña sus riesgos y hasta que el producto no llega a casa no sabemos exactamente si hemos acertado. Por eso la Ley protege al consumidor.

Los 5 derechos que debes memorizar 

  • 1. Las tiendas online tienen la obligación de enviar un acuse de recibo o una confirmación. Conserva este documento por si luego toca reclamar. 
  • 2. Desde el momento en que el producto llega a tu casa tienes 14 días  naturales para devolverlo sin coste. No tienes que dar ninguna explicación: simplemente ejerces tu derecho de desistimiento. 
  • 3. Deben reintegrarte lo pagado en 14 días. 
  • 4. Los productos que compres por Internet tienen la misma garantía que cualquier otro producto comprado nuevo: 2 años. Si hay algún defecto de fábrica, es responsabilidad del fabricante arreglarlo, cambiártelo por el mismo producto nuevo o bien devolverte lo que pagaste.  
  • 5. Si la tienda online no informa correctamente de que tienes 14 días para devolver sin dar explicaciones, la Ley les castiga poniéndoselo más difícil: el plazo se amplía a 12 meses. 

Las pocas excepciones

Existen algunas excecpiones en las que la tienda no está obligada a devolverte el dinero:

  • música, vídeo, software, videojuegos: cuando quitas el precinto, pierdes tu derecho de desistimiento.
  • prensa y revistas
  • productos personalizados
  • alimentos y otros productos de rápida caducidad

Quién paga los gastos de envío

Está claro que si lo pides dentro de plazo (14 días naturales) deben reembolsarte el precio del producto. 

Pueden proponerte alternativas (vale de compra, sustitución por otro artículo...) pero tú siempre puedes negarte y exigir tu dinero.

Están obligados a devolverte los gastos de envío iniciales, pero pueden hacerte pagar lo que cuesta enviar el producto desde tu casa hasta la sede de la tienda (costes de devolución). 

Comparar es ahorrar

Para aprovecharte del mercado, debes conocerlo. Si no lo conoces, el mercado se aprovechará de ti.

Para que sobrevivas a las compras online, OCU abre sus principales comparadores de productos a no -socios.