Noticias

¿Actualizaste los mapas?

20 abril 2011
¿Actualizaste los mapas?

Los mapas de los navegadores GPS se van quedando viejos con el paso del tiempo: nuevas carreteras, cambios en el sentido de las calles… Los fabricantes lo saben y los actualizan año a año. El inconveniente es que los nuevos mapas hay que pagarlos a parte, y no son baratos.

La primera actualización es gratuita

Así es, y se hace por Internet, a través de la página web de la marca del navegador GPS. Sin embargo esta primera actualización de la cartografía tiene una fecha de caducidad, pasada la cual deja de ser gratuita. Las condiciones varían según la marca del navegador GPS:

  • Tom Tom: plazo de 90 días desde que compra el aparato.
  • Garmin: plazo de 60 días desde que se compra o se circula a más de 50 km/h.
  • Mio: plazo de 30 días desde que se compra o se activa el navegador.
  • Vexia: es la excepción, ya que no admite ninguna actualización gratuita.

Los mapas de Europa, desde 50 euros

El coste de la actualización varía también según la marca del navegador. En este caso la operación puede realizarse tanto vía Internet (a través de la correspondiente página web) como utilizando una tarjeta SD o micro SD.

  • Tom Tom: 45 euros la Península Ibérica y 70 euros Europa (todo el continente).
  • Garmin: 39 euros la Península Ibérica y 60 euros Europa; por 89 euros pueden actualizarse todos los mapas durante la vida útil del navegador.
  • Mio: 40 euros la Península Ibérica, 50 euros Europa Occidental y otros 50 euros Europa Oriental.
  • Vexia: 39 euros la Península Ibérica, 69 euros Europa Occidental y 82 euros toda Europa.

¿Y los servicios Live?

Aparte de los mapas, los fabricantes de navegadores GPS han empezado a comercializar los servicios Live. Su principal aplicación es la sincronización con la información del tráfico para corregir la ruta y evitar atascos (como el servicio TCM, gratuito); pero además ofrecen listados de gasolineras, farmacias, restaurantes, información meteorológica… permanentemente actualizada.

El problema es el coste. Porque pasado el primer año, que es gratis, hay que pagar unos 50 euros al año. Y dado que de momento no están suficientemente desarrollados, aún no nos parecen recomendables. En cualquier caso, para poder utilizarlos es preciso que su navegador integre un módulo GSM (no todos lo llevan).


Al servicio de 345.000 socios.