Los sitios de OCU
Noticias

Tarjetas que nos dejan desprotegidos

15 noviembre 2011
Tarjetas que nos dejan desprotegidos

Los cajeros automáticos no están preparados para tarjetas de crédito y débito equipadas con chip electrónico. Esto deja a los consumidores desprotegidos ante posibles fraudes. La OCU demuestra que, pese a lo que aseguran los bancos, la situación es preocupante.

Las tarjetas bancarias, todas, tienen que tener un chip. Los cajeros automáticos y los terminales de compra, todos, tienen que ser capaces de leerlo. Es una norma clara y sencilla que está en vigor desde enero de 2011. 

Así lo indica la Comisión de Seguimiento de la Migración a la SEPA (o Zona Única de Pagos en Euros), que desde junio de 2010 viene afirmando que el 100% de los cajeros españoles están adaptados para leer el chip de las tarjetas. ¿Es verdad?

Las tarjetas españoles aún mantienen la banda magnética (y los cajeros la posibilidad de leerla). Esto se hace para atender a usuarios de países de fuera de la zona euro que no tienen por qué tener un chip en sus tarjetas. Para comprobar si verdaderamente los cajeros están adaptados para leer el chip, hemos tenido que inutilizar la banda magnética de una tarjeta de débito. A continuación, hemos intentado sacar dinero en 23 cajeros de diversas entidades. ¿Adivinas el resultado?

En 13 cajeros no importó que nuestra banda magnética estuviese inutilizada: el chip funcionó y conseguimos nuestro dinero. Sin embargo, en 10 cajeros hubo problemas para leer la tarjeta y no se pudo completar la operación.

El 43,5% de los cajeros en los que intentamos sacar dinero no pudo leer el chip de nuestra tarjeta de débito. Esto demuestra que los datos que facilitan las entidades sobre la adaptación de sus cajeros no son correctos. La situación es más grave de lo que parece, ya que los bancos pueden escudarse en estos datos para así no devolver dinero extraído fraudulentamente en cajeros, alegando que no el fraude es imposible al estar los terminales adaptados a las nuevas tecnologías. 


Al servicio de 345.000 socios.