Noticias

Esquiar: consejos de compra

28 noviembre 2011

Ni el mejor monitor de esquí podrá mejorar tu estilo si las botas te quedan sueltas o los esquís son demasiado largos; aunque sean de la mejor marca. Por no hablar del riesgo de lesiones…

Las pistas de esquí llevan ya al menos un mes abiertas y así se mantendrán hasta marzo o principios de abril. Tiempo de llamar a los amigos y organizar una salida a alguna de las 30 estaciones de esquí nacionales o, incluso, de escaparse unos días al extranjero.
¿Y el equipo de esquí? Si estás pensando en comprarte uno nuevo (o de segunda mano), sigue leyendo...

Esquís: si eres novato, mejor cortos

  • La longitud de los esquís debe adaptarse a la altura del esquiador. Un modelo de carving, puesto en vertical, no debe superar la frente del esquiador (descalzo). Ahora bien, un modelo para mujer será siempre más corto y más ligero; y sus fijaciones irán más adelantadas.
  • Pero la longitud también depende de la experiencia del esquiador. Ten en cuenta que cuanto más cortos y ligeros, también son más lentos, pero del mismo modo facilitan más los giros: son los recomendables para los principiantes.Y comprueba la anchura de los cantos. Si son demasiado finos su afilado se limitará a unas pocas temporadas. 

Botas: rígidas en los laterales

  • Es normal sentir la bota rígida en los laterales: tiene que sujetarle bien el pie y el tobillo. De ello depende el buen control del esquí, al tiempo que evitará lesiones. En cualquier caso, también debes sentirla cómoda.
  • El número de la bota debe coincidir con el de tu zapato (no te preocupes por el espesor de los calcetines). Pero además, la rigidez de la bota tiene que ser acorde al peso del esquiador.
  • Las botas son impermeables, por lo que se humedecen con el sudor. Después de esquiar saca el botín de la cubierta y ponlo a secar entre papeles; no lo coloques sobre un radiador porque se deformaría.

 Casco: póntelo con unos guantes

  • No es obligatorio llevar casco, pero su uso es muy aconsejable. Verifica que se trata de un modelo homologado: debe incluir el certificado EN 1077 acompañado de las siglas CE.
  • A la hora de comprar un casco es importante que compruebes que resulta fácil de ajustar al contorno de tu cráneo, incluso empleando los guantes de esquiar.
  • Recuerda, al ponerte el casco no debe quedar apretado ni suelto. Y lo mismo con la cinta de sujeción: firme, pero que no llegue a estrangular el cuello (que puedas meter un dedo debajo).


Al servicio de 345.000 socios.