Contrato de arrendamiento de vivienda con opción de compra

Contrato ordinario de arrendamiento de vivienda entre particulares, en el que se incluye una opción de compra en favor del arrendatario.

Algunas personas piensan que alquilar es “tirar el dinero” y preferirían que las sumas que pagan cada mes sirvieran para ir adquiriendo la propiedad del inmueble en el que habitan. Por otra parte, en momentos de crisis del mercado inmobiliario hay que encontrar modos de rentabilizar sus inmuebles o de darles salida aun cuando los compradores brillen por su ausencia en el mercado.

Si usted es propietario de un inmueble puede proponer a sus potenciales  inquilinos un contrato de arrendamiento con opción de compra. Se trata de un contrato de arrendamiento ordinario, con todas las características del arrendamiento de vivienda, pero al que se añade una cláusula con una opción de compra para el arrendatario. Es decir, se fija un precio de venta del inmueble y se faculta al inquilino a que, dentro de un plazo, se decida a comprar el inmueble en el que habita.

La existencia de esta opción le permite a usted como propietario fijar un precio de venta que le protege frente a posibles bajadas de los precios. Además, esta opción justifica que el importe de la renta mensual sea algo superior al de un alquiler equivalente, sobre todo si usted pacta que una parte de la renta mensual se compute como cantidades adelantadas sobre el precio de venta, en caso de ejercitarse la opción por el arrendatario.


Sólo los suscriptores de OCU Inversores o OCU Fincas y Casas pueden acceder a este
contenido.

¿Ya es socio?

¿Todavía no es socio?

Acceda rápidamente a la infomación que busca y descubra OCU Inversores gratis durante un mes. Se beneficiará de:

  • Acceso a esta web y a sus consejos
  • 1 número gratuito de la revista mensual de OCU Inversores y 4 números de la publicación semanal digital.
  • Acceso al servicio de Asesoría de la OCU
  • Ventajas exclusivas para socios
  • Y mucho más...