Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies.

 

× Cerrar   Acerca de los cookies→

¡Mis datos son míos!

Reivindicamos el reconocimiento de un nuevo papel de los consumidores en el mercado de datos que sea positivo, proactivo y central.

Implícate


Con el apoyo que nos brindas al firmar este manifiesto, nos pondremos en contacto con los principales agentes del mercado (multinacionales tecnológicas, operadores de telefonía, etc), con el objetivo de llegar a un acuerdo sobre nuestras peticiones. En nombre de los consumidores, les pediremos que asuman el compromiso de compartir de forma justa los beneficios que obtienen gracias a tus datos.

Es fundamental que se respeten la privacidad y seguridad de todos los consumidores.


Las empresas e instituciones deberán implementar el nuevo reglamento de la UE que entrará en vigor en mayo de 2018 y las instituciones deberán velar porque todo incumplimiento sea sancionado y las víctimas indemnizadas.

Los consumidores deben poseer un total control de sus datos. Los productos y servicios tienen que desarrollarse de forma que aseguren un alto grado de privacidad. Solo se podrán monitorizar actividades en línea que los consumidores hayan autorizado expresamente. Cada persona debe saber para qué se utilizan sus datos, cómo puede modificarlos, de qué manera puede cambiar su consentimiento. Del mismo modo acceder o recuperarlos fácilmente en cualquier momento para darle el uso que quiera.

Los consumidores deben recibir una parte justa de los beneficios que generan sus datos. Además deben tener derechos económicos legítimos. En opinión de OCU sólo es justo que las empresas ganen dinero con los datos de los consumidores si reciben a cambio algún tipo de compensación. Por lo tanto, es justo que los consumidores pidan beneficiarse de una economía de datos más sostenible y responsable, centrada en proveer servicios innovadores y personalizados que se ajusten mejor a las necesidades reales de los clientes, contribuyendo a mejorar sus vidas y la sociedad en su conjunto.

Conoce el problema


Como sabemos, los datos masivos son el «nuevo carburante» de los mercados digitales de nuestro mundo hiperconectado. Se estima que el valor de la economía global de datos en la UE en 2020 será de entre 361.000 y 736.000 millones de euros (2,3% - 4 % del PIB de la UE).

La mayoría de estos datos los generas tú, el consumidor. De hecho, muchos nuevos negocios surgen gracias a los datos que produce el usuario, quien, a cambio, no recibe recompensa alguna. A menudo incluso desconoces si tus datos se están usando y, con el desarrollo del “Internet de las cosas”, dispondrán de ellos automáticamente a través de los dispositivos que usamos en nuestro el día a día.

Reconocemos que la economía de los datos puede ofrecer grandes oportunidades, incluso para los consumidores, y estamos listos para superar el antagonismo entre libertad empresarial y derechos fundamentales de los ciudadanos/consumidores aunque se trata de un antagonismo que sucede con frecuencia.


Una campaña internacional


Reclamamos el reconocimiento del papel positivo, proactivo y central de los consumidores en el “Mercado” de los datos


La confianza del consumidor no solo resulta crucial para el desarrollo económico. En la era digital, los derechos de los ciudadanos se expresan cada vez más en espacios virtuales «privados» a los que acceden como consumidores.Por vez primera, la protección y respeto de los derechos del consumidor se convierte en medio y garantía del acceso a los derechos fundamentales de los ciudadanos.


Primer paso

Con tu apoyo, nos pondremos en contacto con los principales agentes del mercado (multinacionales tecnologicas, operadores de telefonía, etc) para llegar a un acuerdo sobre nuestras 3 demandas. Con tu firma secundas estas peticiones. Les pediremos que se comprometan a darte una parte justa de los beneficios que obtienen con tus datos.

Segundo paso

En otoño de este año la asociación Altroconsumo organizará diferentes eventos sobre Internet y el Internet de las cosas.

Tercer paso

Juntos seguiremos ejerciendo presión en todos los rincones del mundo. En octubre, la organización brasileña de consumidores Proteste organiza un seminario con un nombre muy inspirador: «El consumo del futuro» y, por supuesto, los datos masivos y el Internet de las cosas figuran en el programa.

Con los consumidores, para los consumidores


Internet de las cosas

El Internet de las cosas representa una revolución tecnológica que introduce «en la red» nuestro día a día porque hace que los aparatos que forman parte de nuestra vida diaria pasen a tener dispositivos conectados a Internet. En cinco años, alrededor de 25 000 millones de objetos estarán interconectados y el riesgo de hacking de los equipos, con la consecuente invasión de la privacidad de los datos personales, es un peligro real que puede generar riesgos en la salud y seguridad de los consumidores. MAS...

Descargas sin riesgo

La bicoca de descargar archivos de Internet te puede salir cara. Algunos sitios web poco honestos utilizan la palabra «gratuito» para engañar y difundir archivos maliciosos. Antes de instalar programas en Windows, es recomendable que crees un sistema de recuperación en «Protección del sistema». De esta forma, si hay algún problema, podrás restablecer el estado anterior de tu ordenador. Sin embargo, este método no funciona con archivos maliciosos. Por tanto, te aconsejamos guardar una copia completa del sistema y de los archivos en un disco duro externo que no deberías volver a conectar al sistema, para que no estén vinculados. MAS...

Phishing. No dejes que te pesquen

El banco pidiéndote datos, un recordatorio de pago de una factura que no es tuya, el anuncio de que has ganado un premio… Los intentos de phishing son cada vez más numerosos y creativos. Si no abres el anexo ni el enlace del mensaje, no tendrás problema. Elimina el correo electrónico normalmente y ya está. Si conoces al remitente, infórmalo de que has recibido un correo electrónico falso a su nombre. ¿Has introducido tus datos en una página web falsa? Cambia lo antes posible tu contraseña desde un ordenador diferente al que has utilizado para abrir el correo electrónico. MAS...

La aplicación «Mi Comercio» del Santander:


"Uno de los mayores bancos de España, el Santander, lanzó el pasado diciembre una aplicación denominada «Mi comercio». Cualquier empresa que use la TPV del banco para gestionar pagos podrá adquirir esta app y los servicios que ofrece la misma. A través de ella, el Santander les proporcionará a dichas empresas información relativa a los comportamientos de los consumidores u otras compañías, como por ejemplo, datos como las preferencias de compra, el importe medio de los tickets y características del perfil de los consumidores: edad, rasgos sociales o nivel de ingresos, entre otros aspectos. A pesar de que los datos se facilitan de forma agregada (es decir, resumidos y agrupados conjuntamente sin información personal identificativa), comparten información sobre el comportamiento de los clientes sin su permiso y permiten en este caso al Santander conseguir beneficios adicionales gracias a los datos de sus clientes."