Desde OCU deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios con el fin de poder ofrecerte productos y servicios de tu interés. Mediante el uso de nuestro sitio web aceptas esta Política y consientes el uso de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando aquí.

LOS SITIOS DE OCU

OCU encuentra diferencias de hasta el 440% en el precio del agua

25 feb 2014

Hemos hecho un estudio en 54 ciudades españolas para comparar el precio del agua, y los resultados señalan diferencias abismales en los precios. Por ejemplo, un hogar de Barcelona que gaste 300 m3 paga 1.393 euros al año, mientras que en Guadalajara se pagarían únicamente 258.

OCU ha realizado un estudio en 54 ciudades españolas para comparar el precio del agua, revisando las tarifas y las tasas asociadas al consumo, tanto si se incluyen en el recibo como si se cobran aparte.

Los resultados señalan que existen grandes diferencias en el precio del agua entre ciudades: más de 350 euros anuales. El estudio se publica en la revista OCU-Compra Maestra del mes de marzo.

El año 2014 empezó con subidas del m3 de agua en seis de cada diez ciudades. Por desgracia, no es algo nuevo: en los cinco últimos años la factura del agua se ha incrementado un 25’5 % por diferentes motivos, entre los que se incluyen nuevos cánones autonómicos o la subida del IVA. Además, la interpretación de la factura no es sencilla, ya que cada ciudad emplea un sistema de facturación propio.
 
OCU considera que las diferencias de precio encontradas no se justifican. El ejemplo más significativo es Murcia, donde una familia con un consumo anual de 175 m3 paga 501 euros anuales, mientras que en Palencia se pagan 145 euros al año por el mismo consumo.

Las dificultades de abastecimiento que se sufren en algunas zonas de España explican parcialmente esas notables distancias. Sin embargo, el estudio muestra que las grandes diferencias en la tarifa que se aplica en cada municipio se reproducen también en la parte de la factura destinada al saneamiento de agua, donde la ubicación del municipio no debería tener ninguna influencia.
 
Además, las diferencias entre ciudades se acentúan en consumos mayores: hasta un 440 %. Un hogar de Barcelona que gaste 300 m3 pagará 1.393 euros al año, pero por el mismo consumo en Guadalajara se abonan 258 euros anuales.
 
La mayoría de ciudades españolas ha optado por elegir un sistema de tarifas crecientes por bloques. Si los bloques están bien diseñados, se evita el derroche y se incentiva el ahorro. Pero este sistema penaliza a los hogares con más miembros. Este inconveniente lo solventan Sevilla y Málaga, que personalizan los bloques teniendo en cuenta el número de miembros en la unidad familiar. Otras ciudades aplican ya tarifas especiales para familias numerosas, por ejemplo.
 
Hemos encontrado que algunas ciudades no fomentan el ahorro. Vigo es la que más incita al despilfarro, pues factura a sus vecinos 180 m3, se consuman o no. Soria y Orense también aplican unos consumos mínimos elevados. Como elementos positivos, tenemos algunas ciudades, como Santander o Valladolid, que han descartado este tipo de tarifas con consumos mínimos.
 
OCU ha remitido estos datos a la Federación Española de Municipios y Provincias. A pesar de la disparidad y arbitrariedad de los bloques y de los costes fijos elevados, muchas veces ineficaces para fomentar el ahorro, ofrecemos algunas pautas al consumidor para poder ahorrar agua y reducir considerablemente el montante de la factura:
  • Cambia los grifos por otros reductores de caudal o grifos termostáticos, o instala en los antiguos dispositivos de ahorro con limitadores o interruptores de caudal. 
  • Dúchate en lugar de bañarte. Si es posible, acopla a la ducha un cabezal que suelte poca agua.
  • Coloca en el inodoro un limitador de descarga si la cisterna es antigua y no dispone de dos botones de descarga.
  • No pongas el lavavajillas o la lavadora si no están completamente llenos.
  • En las casas con jardines es aconsejable que la vegetación sea autóctona, porque consume menos agua, e instalar riego automático por goteo.
  • Verifica si en tu ciudad existe algún tipo de bonificación para la factura de agua por rentas bajas, familia numerosa, jubilados o cualquier otro concepto.