Noticia

La bombona es 3,61 euros más cara este verano

02 agosto 2017
Subida butano verano

02 agosto 2017

Si tienes butano en tu casa de la playa, este verano la bombona te costará mucho más en vacaciones. El precio oficial de la bombona tradicional es de 14,88 €, exactamente 3,61 € más cara que el año pasado. ¿La gran diferencia respecto a anteriores subidas? El precio ha subido el máximo permitido (un 5%), a pesar de que la materia prima ha bajado durante el último período.

El butano ha subido un 32% en el último año

El precio de la bombona de butano ha vuelto a subir desde el 18 de julio. Es la sexta vez consecutiva desde que se alcanzó el precio mínimo, hace justo un año, en julio de 2016, con 11,27 €. Desde entonces, el precio ha subido casi un tercio (concretamente un 32%), hasta los 14,88 €, que pasa a ser el precio oficial de la bombona tradicional.

En esta última subida, al igual que en enero, marzo y mayo pasados el precio ha subido lo máximo permitido (un 5% en cada revisión bimestral), al contrario de lo sucedido en las revisiones de septiembre y noviembre. La gran diferencia respecto a anteriores subidas es que, en esta ocasión, la materia prima ha bajado su precio durante el período. Esto debería haber provocado una reducción del precio del butano, pero había que enjugar el déficit de tarifa que se había estado generando en el pasado y que las subidas anteriores todavía no habían cubierto. Con esta nueva subida, como única nota positiva, dicho déficit ha sido prácticamente eliminado, por lo que, si los precios de la materia prima se mantienen, en la próxima revisión (la del mes de septiembre) es posible que el precio de la bombona de butano permanezca estable e incluso llegar a bajar algo.  

Subida butano verano

Un crecimiento casi descontrolado

A pesar de los últimos incrementos, el precio del butano está lejos del máximo que marcó entre principios de 2013 hasta la primavera de 2015, cuando se situó en 17,5 € la bombona. Pero también, más lejos está todavía el mínimo que se alcanzó hace justo un año, lo cual es la mejor muestra del crecimiento casi descontrolado del precio del butano desde entonces. El único control, de hecho, ha sido ese límite del 5% de variación en cada revisión bimestral.

Sin duda, esta es una pésima noticia para los 8 millones de hogares que aún emplean esta fuente de energía, en muchos casos precisamente por ser más barata que otras alternativas. Y para aquellos que en su vivienda habitual no usan bombona de butano y sí en su segunda residencia (como ocurre en bastantes casas de veraneo), una muy desagradable sorpresa comprobar que la bombona les saldrá 3,61 € más cara este año. Las únicas notas positivas vienen de que en verano las familias necesitan menos butano y de que existe una leve esperanza de que en próximas revisiones no se produzcan nuevas subidas.

Recordamos a los consumidores que este precio máximo sólo se aplica a la bombona tradicional de butano, aquella que tiene 12,5 kilogramos de carga y que en vacío pesa más de 9 kilos. Las que poseen una tara inferior a 9 kilos tienen el precio liberalizado desde hace años, por lo que pueden costar más que este precio regulado.


Imprimir Enviar por email