Noticia

¿Sistema transitorio? Lo que hace falta es que no suba la luz

27 diciembre 2013

27 diciembre 2013

Nueva subida de la luz en enero: 2,3%. El Gobierno se ha pronunciado y anuncia un sistema transitorio para fijar precios. La subida final será menor que la anunciada, pero aun así, para los consumidores sigue siendo excesiva mientras no responda al coste real de producir esa energía.

El Gobierno ha aprobado por Real Decreto un sistema transitorio para fijar el precio de la energía que reemplaza a la subasta CESUR. Estas subastas ya son historia: la última fue anulada tras recoger una subida del precio de la energía que se hubiera traducido en un incremento cercano al 13% en la factura de los consumidores.

La luz sube el 2,3% en enero

La subida  anunciada hoy por el Gobierno es mucho menor. Con este método transitorio la subida del componente energía es del 3,7% lo que se traduce en un  incremento en la factura del 1,4%. Si a eso sumamos la subida producida por las tarifas de acceso (reguladas también por el Gobierno), la subida para el primer trimestre del 2014 de la TUR (Tarifa de Último Recurso) será del 2,3%.

Esta subida se traducirá para los consumidores en una media de 20 euros más al año en sus facturas. Obviamente, es mucho menos que lo que se temía... aun así, para OCU, sigue siendo excesiva mientras no responda al coste real de producir esa energía.

¿Por qué ahora el cambio?

La desmesurada subida de tarifas y la reacción de todos los agentes sociales, motivaron a la Comisión del Mercado de la Competencia a recomendar la anulación de la subasta, y al Ministerio de Industria a actuar en consecuencia.

Pero nos tememos que, una vez más, no es el respeto a los intereses de los consumidores ni la defensa de la competencia real lo que ha motivado esta actuación, sino el simple temor a un estallido social, a que el resultado de esa subasta fuera la gota que colmara el vaso, el último abuso que millones de consumidores estaban dispuestos a asumir. No nos fiamos de esta comprensión y estas buenas intenciones. Y si el Gobierno decide actuar tan solo maquillando el resultado de la subasta,  para los consumidores hay motivo para la desconfianza

Una oportunidad perdida

No valen parches. Lo ocurrido debe ser aprovechado para iniciar una profunda revisión del sistema con el que se fija el precio de la energía. Una revisión en que se aborde no sólo el mecanismo con el que se fija el precio de la tarifa TUR, sino también los mecanismos con los que se fijan los precios diarios de la energía, que pueden provocar situaciones tan absurdas como que un generador de energía pueda pasar de cobrar el precio del MWh de 90 euros a 5 euros en sólo unos días, y sin que sus costes por generarla hayan cambiado lo más mínimo.

Igualmente debe hacerse una apuesta decidida porque nuevos operadores entren en un mercado copado por las grandes compañías, que naturalmente no tienen ningún interés en que el oligopolio que mantienen tanto en el negocio de la generación como el de la distribución y la comercialización cambie.

Lo que pide OCU 

  • No más subidas. Hasta que no haya una mayor transparencia y competencia, el precio debería congelarse.
  • Que, si ha habido actuaciones contrarias a la ley, se depuren las responsabilidades.
  • Que, de una vez por todas, se aborde la auditoría y revisión del sistema usado para fijar el precio de la luz: a día de hoy, es el precio de la tecnología más cara el que se determina el precio de la electricidad en España.

  • Que el Gobierno se plantee otras opciones, como la revisión de los impuestos aplicables a la electricidad.

Es lo mínimo que merecen los consumidores.


Imprimir Enviar por email