Noticia

Los consumidores quieren discriminación horaria

28 junio 2016
ahorro energía

28 junio 2016

La evolución de las contrataciones en la III Compra Colectiva de Energía de OCU deja patente que en el 60% de los casos se está solicitando el cambio de compañía junto con la activación de una tarifa con discriminación  horaria, y en ocasiones con reducción de la potencia contratada.

La contratación de la oferta ganadora de la III Compra Colectiva de Energía de OCU avanza a buen ritmo. Ya se han realizado 5.000 nuevos contratos, de los cuales el 69% afectan al suministro de electricidad y un 31% al de gas.

El dato más significativo es que el 60% de los nuevos contratos de electricidad se están realizando bajo la modalidad de contratación C2, que implica aprovechar el cambio de compañía para modificar las condiciones de la tarifa de peaje. En concreto, se está solicitando el cambio de compañía junto con la activación de las tarifas con discriminación  horaria, y en ocasiones también con reducción de la potencia actualmente contratada.

Los inscritos han recibido un email para acceder a su oferta personalizada, y desde ahí pueden comprobar su ahorro. La estimación de periodo de contratación está abierto.

OCU ha apostado por las tarifas de discriminación horaria durante esta edición de compra colectiva, lo que permite a los inscritos obtener un ahorro medio de 148 euros de media. Sin necesidad de modificar sus horarios, la mayoría de los hogares ya ahorrarían contratando la tarifa con discriminación horaria.

Pero además ha sido Viesgo quien ha ganado esta subasta, y esta compañía energética ya contaba con una tarifa muy económica, aunque ha mejorado aún más su oferta con un reembolso adicional de 10 euros durante el primer año de contrato.

Desde OCU, sin embargo, queremos mostrar nuestra preocupación porque la solicitud de modificación de las tarifas de acceso sea aprovechada por las distribuidoras para bloquear la solicitud de cambio de comercializador en las viviendas con más de 20 años, al exigir un nuevo boletín de instalación que certifique el estado de la instalación.

Esta práctica, recogida en la normativa para situaciones de traspaso y subrogación de contrato (Art. 83 RD 1955/2000) supone un importante freno a la competencia y a la capacidad de los consumidores de obtener destacados ahorros en su factura.

Recordemos que la mayor parte de los hogares tienen ya un contador con telegestión. Esto supone que tanto la reducción de potencia como el cambio a tarifa con discriminación horaria es poco más que una mera actuación administrativa, que no debe suponer ninguna consecuencia en el contador.

Por ello, OCU ya ha pedido a la CNMC y va a solicitar a las consejerías de Industria de las diferentes comunidades autónomas que vigilen esta práctica para que no se convierta en una herramienta que frene la competencia en el sector.


Imprimir Enviar por email