Informe

Termostatos digitales

01 enero 2011
Termostatos

Un buen termostato permite regular la temperatura del hogar, grado a grado, y casi, minuto a minuto; no sólo proporciona confort, también contribuye a ahorrar en la factura energética. Lamentablemente, la programación de muchos de ellos no es lo suficiente flexible, y a veces, tampoco demasiado exacta.

Consejos prácticos

  • Para que las mediciones de temperatura sean eficaces, el termostato debe estar colocado a una altura de 1,5 metros, sobre una pared interior y lejos de una fuente de frío (la puerta de la calle) o calor (el radiador); evidentemente, siempre es preferible que no esté expuesto a la luz directa del sol.
  • Existen algunos extras muy interesantes, como el control manual, para desactivar temporalmente el programa; o la cuenta atrás y la ausencia por vacaciones, para que se reactive a la vuelta de unos días fuera de casa.
  • Si le cuesta encontrar un termostato, diríjase directamente a una tienda especializada en saneamiento y climatización. Y es que se trata de un producto enfocado al mercado mayorista: el de las constructoras y los instaladores autorizados.