Informe

Delitos contra el medio ambiente

01 enero 2011
Delitos medio ambiente

Atentar contra el medio ambiente puede salir muy caro. El cuidado de nuestro entorno, de la fauna y la flora, así como la calidad de las aguas, entre otros, son obligaciones de la ciudadanía y del mundo empresarial. La falta de respeto por el medio natural puede conllevar sanciones e incluso el cese de la actividad.

Infracción administrativa y sanción

Las normas administrativas (de la Unión Europea, estatales, autonómicas o municipales) sobre medio ambiente se refieren a sectores como el agua, residuos, ruidos, emisiones a la atmósfera o la flora y fauna, entre otros. Incumplirlas da lugar a una infracción administrativa y la consiguiente sanción: puede ser una multa, pero también la reparación de los daños, el pago de indemnizaciones y la retirada de una autorización administrativa para la actividad.

Por ejemplo, la sanción por abandonar, verter o no eliminar residuos se cataloga como grave, con una multa de 601 a 30.050 euros (más aún si los residuos son peligrosos). No evitar la contaminación atmosférica es también grave y lleva una multa de 20.001 a 200.000 euros y posible cierre de la actividad de 2 a 5 años.