Informe

Calderas murales de gas

01 enero 2011
Calderas murales

01 enero 2011

¿Un sistema individual de calefacción y agua caliente? Las calderas murales de gas, para cualquier vivienda y zona climática (salvo las más cálidas). Por su rendimiento y seguridad recomendamos las que no tienen llama piloto y son estancas. Un análisis de calderas de ese tipo, de baja temperatura, arroja más datos sobre estos aparatos. Además, con nuestros consejos, podrá ahorrar hasta 400 euros en su compra.

Consejos para la instalación

Usted puede comprar por su cuenta la caldera que le interesa y llamar después al técnico para que se la instale, o bien, consultar antes con él cuál es la caldera que más le conviene. En este último caso, siempre será mejor que pregunte a varios. Tenga en cuenta que los instaladores suelen estar concertados con alguna empresa fabricante y le propondrán comprar calderas de esa marca.
  • La instalación de la caldera siempre debe hacerla un técnico autorizado, cuyo contacto le puede facilitar el fabricante o el vendedor de la caldera o la empresa que le suministre el gas.

    Cuando termine su trabajo, sepa que tiene obligación de entregarle un certificado de instalación en un impreso oficial expedido por la Delegación de Industria de su comunidad autónoma.

  • Antes de nada tendrá que ver si en su vivienda hay un conducto de salida de gases. En caso de que lo haya, entérese, además, si es individual o colectivo. En este último caso, es probable que la comunidad no permita conectar a la salida calderas de tiro forzado. Desde luego, lo que no se puede es conectar a un mismo conducto campanas extractoras y calderas o calentadores.

    Si no existe ese conducto del que le hemos hablado, le tendrán que hacer un agujero en la fachada. Por él sacarán un tubo que comunicará su caldera con el exterior. Cómo debe hacerse esa instalación está regulado por una normativa, el RIGLO (Reglamento de Instalaciones de Gas en Locales destinados a usos domésticos, colectivos o comerciales), que el instalador, si es autorizado, debe conocer.

  • Algunas comunidades de propietarios tienen normas propias acerca de las instalación de las calderas (en el interior o en exterior). Si no es así, usted puede elegir donde colocarla. Al tratarse de una caldera estanca, como las analizadas, no hay ningún riesgo por instalarla en la cocina, e incluso dentro de un armario, por ejemplo. El único inconveniente es que ocupa espacio. Si la instala en el exterior quizás le estorbe menos, pero el consumo de la caldera será mayor. Allí, en los meses fríos, la temperatura es más baja que en el interior de la vivienda y a la caldera le costará más calentar el agua.

  • Otra posibilidad que ofrecen las calderas de baja temperatura es que se pueden conectar con un sistema solar de producción de agua caliente. Si le interesa, no deje de consultárselo al fabricante.