Informe

Ahorrar energía con la vivienda

26 enero 2009
Ahorrar energía

La eficiencia energética en nuestros hogares no es una utopía: es posible ahorrar energía en la vivienda, adoptando hábitos más racionales de consumo energético, eligiendo las instalaciones o sistemas más eficientes… y ahora también valorando la etiqueta energética de su edificio. Nuestra calculadora le servirá para ver el ahorro que supone tener una casa más eficiente.

Edificios más eficientes

El sector de la vivienda es, después del transporte y la industria, uno de los que más energía consume. Hoy por hoy casi un tercio de las emisiones de CO2 que produce nuestro país están causadas por la construcción y el uso de los edificios (un porcentaje más elevado que en otros países de nuestro entorno).

El Código Técnico de la Edificación (2006) y el Reglamento de las Instalaciones Técnicas (2007) son marcos normativos recientes encaminados al ahorro y a la eficiencia energética en el hogar, que responden a los nuevos enfoques ya desde la construcción. Y no son las únicas. En la línea de fomentar una mayor concienciación y participación activa de los ciudadanos, se redactó una norma específica, la Directiva Comunitaria 2002/91 sobre certificación de la eficiencia energética de los edificios de nueva construcción.

El desarrollo nacional de las normas europeas sobre edificación sostenible se ha llevado a cabo con retraso, pero afortunadamente ya es una realidad: el Real Decreto que recoge el procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción, transponiendo al derecho español la norma comunitaria al derecho español es ya plenamente vigente.

Según establece la normativa, todos los edificios españoles que desde se construyan o rehabiliten desde su entrada en vigor (abril de 2007), deben incluir una etiqueta de eficiencia energética. A partir de este momento, el consumidor podrá conocer y comparar los rendimientos energéticos de las viviendas, lo cual le hace ser un agente activo, con capacidad de decisión en materia de optimización de energía.

En un segundo momento, esta medida se hará extensiva a los edificios ya existentes (está previsto que se elabore otra norma en este caso).