Informe

Humidificadores: cómo elegir sin error

03 noviembre 2014
humificadores

03 noviembre 2014

Respirar un aire demasiado seco puede provocarte problemas respiratorios y también dañar los muebles y el parqué. Si en tu casa hay un alto nivel de sequedad, protégete a ti y a los tuyos con un humidificador que consiga una atmósfera más húmeda.

5 medidas de higiene

La higiene de los humidificadores es un punto delicado, ya que en ocasiones pueden ser el origen de bacterias que acabarán esparciéndose por toda la casa.

  • Hay que limpiar el humidificador a menudo y usando únicamente agua de grifo.
  • Conviene cambiar el agua a diario.  
  • Los humidificadores por ebullición tienen la ventaja de que al hervir el agua esterilizan sus componentes y matan a las posibles bacterias.
  • Otro aspecto a controlar son aquellas paredes de la casa especialmente frías: el vapor del humidificador tiende a formar moho en ellas (especialmente si usamos un humidificador por ebullición: se regulan peor y habrá mayor diferencia entre la temperatura del vapor y la de la pared).  
  • No hay que dejar a los niños acercarse a estos dispositivos ni jugar con ellos.