Consejos

La mejor opción para una calefacción eficiente y barata

13 octubre 2021
logo y lema proyecto Harp

De media, cada hogar español se gasta unos 600 euros al año en calefacción. Esta cifra es elevada y puede llegar a serlo más si los precios de la energía, como ha sucedido últimamente, se disparan. Te contamos qué tecnología es la más barata para calentar la casa y la que más te conviene según las características de tu hogar.

Escoge la tecnología más eficiente

Puede que tu caldera se haya roto, que sea antigua y que haya recibido un mal mantenimiento a lo largo de los años (un 60% de las calderas en la Unión Europea son ineficientes) o que estés valorando cambiar tu sistema de calefacción por uno más eficiente viendo los altos precios que están alcanzando las diferentes energías…

En OCU hemos calculado el coste anual de calentar una vivienda de 90 m2 en una región fría (zona climática D) con las tecnologías más habituales y, en cuanto a gasto, tenemos dos claros ganadores: la calefacción con biomasa y la aerotermia.

costes de sistemas de calefaccion compàrados 

Sin embargo, cada tecnología tienes sus limitaciones, pues no todas las viviendas tienen acceso a la red de gas, o espacio de almacenamiento suficiente para los pellets… Estas son nuestras recomendaciones y las ventajas y desventajas que presentan cada tecnología.

Estufa o caldera de biomasa, sostenible y barata

Aprovechan los residuos orgánicos de las podas o los huesos de aceitunas, por lo que es una opción sostenible. Las estufas distribuyen aire caliente, mientras que las calderas calientan un circuito de agua (por ejemplo, con radiadores o suelo radiante).

Es recomendable en segundas residencias o en casas donde haya suficiente espacio para almacenar sacos de pellets o huesos. Las calderas necesitan un depósito en el que almacenar la biomasa. Para calentar toda la vivienda, una estufa necesitaría de un sistema de distribución del aire por conductos; una caldera lo podría hacerlo, por ejemplo, mediante radiadores de agua.

caldera-biomasa

Ventajas

  • Opción sostenible. Se considera renovable, ya que sus emisiones netas de CO2 son nulas.
  • Forma económica de calentar tu hogar, 313 € al año en nuestro ejemplo.

Inconvenientes

  • Necesita un conducto de evacuación de humos al exterior.
  • Mantenimiento frecuente: hay que retirar cenizas y limpiar cámara de combustión.

ACCEDE A NUESTRO COMPARADOR DE ESTUFAS DE PELLETS

ACCEDE A NUESTRO COMPARADOR DE PELLETS Y HUESOS DE ACEITUNAS

Bomba de calor, calientan y enfrían

Las bombas de calor intercambian energía con el exterior para calentar o refrigerar la vivienda. Se trata de los típicos splits de aire acondicionado o de sistemas de aerotermia aire-agua, bombas de calor que calientan el agua de un circuito, similar a lo que hace un caldera.

Los tipo split se puede usar como apoyo a otros sistemas de calefacción, mientras que los sistemas aire-agua son adecuados para obra nueva o si se quiere realizar una reforma completa.

bomba de calor

Ventajas

  • Muy eficientes, por cada kWh hora que consumen de electricidad aportan 4 kWh de calor. A pesar el precio elevado de la electricidad, esto les permite ser muy económicas, unos 339 € al año.
  • También permite refrigerar la vivienda en verano.
  • Gracias a su elevado rendimiento, es considerado una opción renovable para climatización.

Inconvenientes

  • Requieren unidades exteriores, lo que no siempre es posible.
  • Para sistemas de aerotermia aire-agua la inversión es bastante elevada (10.000 euros para 16 kW).

ACCEDE A NUESTRO COMPARADOR DE BOMBAS DE CALOR

Caldera de gas de condensación, cómodas y eficientes

La tecnología más habitual en España son las calderas de gas, un 35% de los hogares calientan y se abastecen de agua caliente con ella. Muchas de las calderas en funcionamiento (un 60%) no son de condensación y son poco eficientes, por lo que, si tienes una caldera antigua, valora sustituirla por un modelo nuevo u otra tecnología. Son adecuadas para viviendas situadas en zonas frías.

caldera de condensacion a gas

Ventajas

  • Eficientes, tienen hasta un 110% de rendimiento, superior al de calderas más antiguas.
  • Calientan de forma adecuada y con buen confort, aunque haga mucho frío.
  • Resulta la mitad de costoso que los radiadores eléctricos convencionales, unos 468 € al año.

Inconvenientes

  • Se necesita acceso al suministro de gas canalizado.
  • Tiene unos costes de instalación elevados, unos 4.000 € la instalación al completo.
  • Aunque es más limpia que otras energías, no deja de ser un combustible fósil que emite CO2.

ACCEDE A NUESTRO COMPARADOR DE CALDERAS

Caldera de gasóleo, sistema a extinguir

Junto con las calderas de carbón, se prevé que vayan desapareciendo de los hogares para conseguir los objetivos de neutralidad climática. Es común en viviendas aisladas, con espacio y sin acceso a la red de gas, pero actualmente no se recomienda su instalación. Si tienes una caldera de gasóleo, piensa en sustituirlo por un sistema más eficiente y menos contaminante.

Ventajas

  • Tiene una eficiencia de casi el 100%, duraderas y rápidas al calentar.
  • Son independientes de los suministros de electricidad y gas, se pueden instalar en cualquier lugar.

Inconvenientes

  • Son más contaminantes que las de gas.
  • Requieren de un depósito donde almacenar el gasóleo.
  • El precio del gasóleo es alto y continúa subiendo, suponen un gasto de 653 € al año.

Acumuladores y radiadores eléctricos, fáciles de instalar

Funcionan consumiendo electricidad para calentar unas resistencias eléctricas, una energía disponible en casi todas las viviendas. Son adecuadas para segundas viviendas en las que apenas se vayan a usar. Los acumuladores pueden ser una opción para aquellas viviendas en las que no se pueda hacer obra, pero se recomienda valorar otras opciones.

Ventajas

  • Al menos de forma directa, no son contaminantes. Sí se puede decir que emiten lo asociado a la producción de energía eléctrica consumida.
  • Inversión inicial baja y facilidad de instalación.
  • No ocupan más espacio que el del propio emisor de calor.

Inconvenientes

  • Mucho menos eficientes que la bomba de color.
  • La electricidad es cara y necesitan contratar más potencia. Los radiadores convencionales gastan unos 934 € al año, mientras que los acumuladores unos 822 €.
  • No ofrecen el mismo confort que otras soluciones, ya que tienen menos inercia térmica.

Además de asegurarte que tu sistema de climatización es lo más eficiente posible, hay otras formas de pagar menos para calentar tu hogar. Sigue nuestros consejos para ahorrar en calefacción y las indicaciones de cómo adaptar tu vivienda y tus hábitos para gastar menos.

Los estudios de costes se han realizado en el marco del proyecto europeo Harp, para promover el cambio a sistemas de calefacción más eficientes.

proyecto harp banner