Noticia

Aire acondicionado: etiqueta energética, a revisión

17 agosto 2018
etiqueta-energetica-aire-acondicionado

17 agosto 2018

Algunos solo se acuerdan del aire acondicionado con el calor, pero estos aparatos resultan muy útiles tanto en verano como en invierno, ya que son una de las soluciones más eficiente para calentar la casa. Por eso, en OCU pensamos que es importante que la información de las etiquetas energéticas de estos aparatos se ajuste a la realidad.

A pesar de que las etiquetas de los aires acondicionados pueden sernos de gran ayuda a la hora de comparar diferentes modelos, lamentablemente la información que recogen no siempre muestra resultados realistas y útiles para la situación climática española. En este artículo te explicamos por qué. 

Las etiquetas necesitan mejorar

En 2013 la Comisión Europea decidió renovar la etiqueta energética que llevan actualmente los equipos de aire acondicionado introduciendo 2 escalas de eficiencia energética: una para el verano (índice SEER) y otra para invierno (índice SCOP).

Las etiquetas energéticas de los aires acondicionados presentan 3 tipos de regiones en función de sus temperaturas: frías (en color azul), templadas (en verde) y cálidas (en rosa). Si bien es cierto que esta clasificación de la etiqueta intenta reflejar la realidad climática de cada zona, los países europeos viven condiciones climáticas bien diferentes durante el verano. Por tanto, hacer una única estimación para la calefacción y la refrigeración puede resultar engañosa.   

En OCU hemos analizado más de un centenar de aparatos de aire acondicionado de 27 marcas diferentes desde 2014, en conjunto con Portugal e Italia. A raíz de los resultados de nuestros análisis, pensamos que es importante hacer cambios en las etiquetas energéticas de estos dispositivos, con el objetivo de que la clase energética anunciada sea compatible con las realidades climáticas representadas. Solo así el consumidor podrá comparar y elegir el aparato de aire acondicionado más adecuado.

Cambios en la etiqueta energética del aire acondicionado

Como hemos comentado un poco más arriba, desde OCU defendemos que es urgente cambiar 4 aspectos de las etiquetas energéticas de los aires acondicionados:

etiqueta-energetica-aire-acondicionado-cambios

A - Cálculo de la eficiencia del índice SEER

Para calcular la eficiencia energética de la refrigeración (índice SEER), se utiliza como base el número de horas que el equipo está en funcionamiento a diferentes temperaturas exteriores. El problema de este cálculo estriba en que se considera que el 73 % del funcionamiento se produce con una temperatura exterior inferior a 25 ˚C, lo que sin duda se trata de algo poco realista porque probablemente ni siquiera encendamos el aparato si en la calle hacen menos de 25 ˚C.

Esto lleva a los fabricantes a aumentar la eficiencia de los dispositivos cuando estos están funcionando entre los 20-25 ˚C, a costa de disminuirla entre los 30-35 ˚C (valores más realistas en los veranos españoles).

B - Información de las zonas cálidas
79 de los 118 modelos de aparato de aire acondicionado que hemos probado durante los últimos 4 años no recogían información sobre la zona climática caliente, es decir, la que representa la mayor parte de nuestra geografía.

C - Consumo en stand-by
Con el cambio de Reglamento de 2013, el índice de eficiencia del SEER y el SCOP pasó a calcularse de manera diferente, incluyendo en el cálculo de la clase energética el consumo a carga parcial y los consumos adicionales (el stand-by, con el aparato apagado y cuando el compresor no está en funcionamiento).   

Sin embargo, el consumo en stand-by de muchos de los aparatos que hemos probado es elevado y no existe un máximo definido a la hora de calcular la eficiencia energética, lo que no motiva a los fabricantes a disminuirlo. Por tanto, en OCU creemos que es importante definir un límite para que haya una disminución del consumo en stand-by como ya pasa con otros equipos como, por ejemplo, los televisores.

D - Cálculo de la eficiencia del índice SCOP
Hemos comprobado que algunos de los modelos testados presentan un valor muy inferior a la capacidad del aparato en el cálculo de eficiencia del índice SCOP, lo que no refleja la realidad. Asimismo, esto puede inducir al consumidor a elegir un modelo sobredimensionado para sus necesidades.

Compara y ahorra

 Para no fallar en la elección de tu aire acondicionado accede a nuestro comparador: 

Comparador: Aires acondicionados

Y si estás pensando en hacerte con uno, no esperes y aprovecha las ventajas de nuestra compra colectiva: 

Compra Colectiva de Aire acondicionado


Imprimir Enviar por email