Noticia

Smartwatches: no son tan inteligentes

21 enero 2014

21 enero 2014

Se venden como el último grito en gadgets y pretenden vender 100 millones de unidades al año, pero esperábamos que estos relojes inteligentes fuesen más listos. Dependen totalmente del smartphone y sus funciones son tan limitadas que no resultan verdaderamente útiles.

Antes de materializarse, la promesa era de las que hacen la boca agua: meter todo lo que hace tu smartphone en un sencillo reloj de muñeca.

Con los primeros modelos de smartwatches ya en las tiendas, la realidad es muy diferente. Aunque tienen su atractivo, estamos más ante un capricho bastante caro que ante un dispositivo realmente útil.   

Con gigantes como Samsung y Sony ya metidos en el negocio (Apple y Google están en camino), los relojes inteligentes tienen futuro, pero su presente está maniatado por sus muchas limitaciones.

Lo que hacen

  • Responder llamadas (excepto el Cookoo): una de sus posibilidades más estimulantes. El Galaxy Gear y el I'm Watch incoporan altavoz y micro: basta acercar la cara al reloj para usarlo estilo "El Coche Fantástico". Con el Pebble y el modelo de Sony son necesarios auriculares.
  • Ver notificaciones del smartphone: aunque no podrás contestarlas.
  • Reproducir música: solo la almacenada en el smartphone (función no permitida en el I'm Watch).  
  • Descargar aplicaciones: las de actividad física y deporte pueden dar bastante juego en un reloj de muñeca.
  • Cámara de fotos/vídeo: solo en el Samsung Galaxy Gear y con una calidad inferior a la de los smartphones. 
  • Dar la hora: a fin de cuentas, son un reloj.  

Lo que no hacen

  • Tu móvil tiene que estar muy cerca: no son un dispositivo independiente y la mayoría de sus funciones dependen de la conexión bluetooth al smartphone. Tu móvil deberá estar a menos de 10 metros del reloj. 
  • No todas las notificaciones llegan: Sony no es compatible con WhatsApp, Pebble no acepta Twitter y I'm Watch no reconoce ni WhatsApp ni emails. El Cookoo tampoco es compatible con WhatsApp y además no deja ver el contenido de los avisos.
  • La batería dura poco: entre 1 y 6 días, aunque el Cookoo Watch se desmarca del resto y aguanta más de 2 años. 

 

                                       Sony Smartwatch 2

Sistema operativo: Android

Dimensiones (mm): 42x48x9

Peso: 47 gramos

Batería: 3 días

Precio: 189 euros

A favor: es táctil y fácil de usar; de buen tamaño y ligero; resistente al agua.

En contra: necesita auriculares para responder llamadas.

Samsung Galaxy Gear

Sistema operativo: Android

Dimensiones (mm): 37x57x11

Peso: 73 gramos

Batería: 2-3 días

Precio: 299 euros

A favor: cámara de fotos, micro y altavoz; pantalla tácil.

En contra: solo vale para algunos móviles Samsung y la pantalla se apaga si no se usa.

Pebble

Sistema operativo: Android e iOS

Dimensiones (mm): 36x51x12

Peso: 37 gramos

Batería: 5-6 días

Precio: 111 euros

A favor: muchas aplicaciones; buena batería; ligero y de buen tamaño.

En contra: pantalla sin color; se maneja con botones físicos.   

 

I'm Watch

Sistema operativo: Android e iOS

Dimensiones (mm): 66x41x12

Peso: 79 gramos

Batería: 1 día

Precio: 349 euros

A favor: integra micrófono y altavoz de calidad.

En contra: caro y pesado; la pantalla se apaga si no se usa; sin reproductor de música.

Cookoo Watch

Sistema operativo: Android e iOS

Dimensiones (mm): 48x52x16

Peso: 75 gramos

Batería: más de 1 años

Precio: 130 euros

A favor: la batería dura tanto como la de un reloj normal (pila de botón).

En contra: no muestra el contenido de los avisos; no tiene alarma; no responde llamadas.

 


Imprimir Enviar por email