Informe

Mobile World Congress 2014: poca revolución pero bastante evolución

28 febrero 2014
MWC

28 febrero 2014

Como cada año la industria de la tecnología móvil saca del horno los platos fuertes que pronto llegarán al mercado. Las grandes marcas de smartphones y tablets se juntan en el MWC de Barcelona. OCU estuvo allí para contártelo. Esta es la pinta que tiene el futuro. 

Sony: perfil bajo pero aguantando el ritmo

El año pasado por estas fechas en Barcelona todos andaban bastante obsesionados con la tecnología NFC, pero especialmente Sony.

Un año después el discurso ha cambiado, lo de la NFC nos lo han contado demasiadas veces y el fabricante japonés se planta en el Mobile World Congress con una evolución de sus diferentes productos.

Con una cuota de mercado que en España ha crecido notablemente, Sony ya no necesita demostrar que también puede hacer móviles. Sus varios Xperia se han quedado en la memoria de la gente, que ya no les identifica exclusivamente con la marca de las teles y las minicadenas.

Un menú razonable

Este es el menú de Sony para el Mobile World Congress 2014:

  • Aperitivo: la Smart Band es una pulsera de actividad similar a las Fitbit y las Jawbone (cuentapasos y cuentacalorías, monitorización del sueño, etc). Pero Sony ha conseguido un producto más estético (matrícula de honor en el diseño) y con una app más vistosa (a fin de cuentas todo lo que hace la pulsera necesita de un smartphone para disfrutarlo). Cuesta 99 euros y estará a la venta a mediados de abril.

  • Primer plato: el Sony Xperia M2 es de digestión ligera y muy interesante. Aunque no es resistente al agua (solo los Xperia de la gama Z lo son), el M2 puede convertirse en una de las opciones más atractivas para tu bolsillo. Por unos 300 euros hablamos de un smartphone de 4,8 pulgadas con procesador de 4 núcleos y conexión 4G.
  • Segundo plato: el plato fuerte para esta edición de la feria son las evoluciones de la gama Z. Tanto el smartphone Sony Xperia Z2 como el Xperia Tablet Z2 comparten mejoras. Una nueva tecnología de imagen (Vivid Color LED) que acentúa los contrastes dando mayor énfasis a ciertos colores. Altavoces estéreo y frontales que proporcionan un sonido de mayor impacto. El smartphone tiene 5,2 pulgadas, es capaz de grabar en 4K (aunque poquísimos consumidores disfrutan de una TV 4K...) e incluye unos auriculares con cancelación de ruido, que reducen en un 98% la contaminación acústica. El smartphone cuesta 699 euros y el tablet 649 euros.
  • Postre: como apartado anecdótico quedan una serie de apps divertidas centradas en la edición de fotos y vídeos. Presentadas con el envoltorio del próximo Mundial de fútbol, no todas parecen ser verdaderamente útiles y algunas recuerdan bastante a lo que Nokia presentó hace un año en este mismo lugar.