Informe

Mobile World Congress 2014: poca revolución pero bastante evolución

28 febrero 2014
MWC

28 febrero 2014

Como cada año la industria de la tecnología móvil saca del horno los platos fuertes que pronto llegarán al mercado. Las grandes marcas de smartphones y tablets se juntan en el MWC de Barcelona. OCU estuvo allí para contártelo. Esta es la pinta que tiene el futuro. 

Nokia: el futuro se complica

Pocos se esperaban lo que le está pasando a Nokia. Con el viento en contra desde hace años, en el anterior Mobile World Congress supieron reaccionar y llegaron con propuestas atrevidas e interesantes. Pero esta audacia no pudo calmar el temporal y en septiembre fueron comprados por Microsoft.

Es de sobra conocida la obsesión de Microsoft por convertir su sistema operativo para móviles, Windows Phone, en un maxi-entorno estilo Google que nos dé cabida a todos. Igualmente notorias son las dificultades que están teniendo para conseguirlo.

Por lo tanto, la compra de Nokia implicaba que los finlandeses iban a dedicarse a hacer smartphones con Windows Phone que le diesen un vuelco al mercado. Hasta aquí, todo claro.

¿Cómo explicar entonces que Nokia se plante en Barcelona con unos smartphones Android como plato estrella? La digestión tiene pinta de ser pesada en Microsoft. Y tampoco será dulce para los consumidores, ya que estos smartphones Android no pueden considerarse genuinos Android.

Decepcionantes smartphones zombis

Los Nokia X han “tuneado” Android de una manera que deja mucho que desear. Falta la sencillez del interfaz que ha convertido a Android en el sistema móvil número uno y mucho más importante aún el Play Store. Es imposible quedar satisfecho con esta extrañísima hornada de smartphones, pese a que el precio pueda resultar atractivo de por sí.

De más pequeño a más grande son el X (89 euros), el X Plus (99 euros) y el XL (109 euros). Más allá del diferente tamaño de pantalla, las diferencias son escasas (512 MB de RAM en el X y 768 MB en los otros dos, cámara de 5 megapíxeles en el XL y de 3 megapíxeles en los otros dos, todos tienen 4 GB de memoria interna pero solo el X Plus incluye además una tarjeta con otros 4 GB extra).     

La peculiar adaptación Android de Nokia tiene algo de zombi y es un sistema que probablemente no sepa que está muerto. Confiamos en que a la compañía finlandesa no le ocurra lo mismo.