Informe

Mobile World Congress 2014: poca revolución pero bastante evolución

28 febrero 2014
MWC

28 febrero 2014

Como cada año la industria de la tecnología móvil saca del horno los platos fuertes que pronto llegarán al mercado. Las grandes marcas de smartphones y tablets se juntan en el MWC de Barcelona. OCU estuvo allí para contártelo. Esta es la pinta que tiene el futuro. 

La feria mundial del smartphone

Febrero es el mes en que la "patronal" móvil (la GSMA, fabricantes de teléfonos y operadores) se planta en Barcelona para acaparar titulares durante una semana (del 24 al 27).

Los hoteles de la capital catalana (que hasta 2018 también es capital mundial del móvil) cuelgan los carteles de "todo completo" ante una asistencia que ronda las 75.000 personas.

El Mobile World Congress es el mayor evento mundial de smartphones y tablets (con cierto espacio también para el fondo de armario de las marcas, ya sean teles, ordenadores o los flamantes relojes inteligentes).  

OCU estuvo en la edición 2014 para que los consumidores puedan beber de una fuente independiente que les diga hacia dónde soplan los vientos tecnológicos.  

El MWC 2014 en 5 impactos

1. Wearables y smartwatches: dos palabros que cada vez nos serán más familiares. Los wearables son dispositivos "vestibles", como las pulseras de actividad o los relojes inteligentes (smartwatches). De estos últimos se esperaba mucho (quizás demasiado) y no ha habido prácticamente nada (el Gear 2 de Samsung decepciona).

Han sido las pulseras las que han hecho una auténtica irrupción en este Mobile World Congress. Cuatro grandes marcas (Samsung, Sony, LG y Huawei) han presentado una. La de Samsung es la más atractiva (su pantalla no tiene rival), pero dobla en precio al resto (unos 200 euros en lugar de los 100 de la competencia).

Aun así, el propio concepto de pulsera genera dudas: ninguna tiene GPS y, al igual que el smartwatch, dependen del smartphone para casi todo.   

2. Los móviles "baratos" mejoran: lo que hasta hace poco era coto privado de la alta gama empieza a filtrarse hacia abajo, llegando a teléfonos con precios que pueden considerarse baratos (200 euros) o de gama media (300 euros).

El Huawei Ascend G6 es excelente ejemplo de los primeros y el Sony Xperia M2 de los segundos.    

3. Pantallas en fase creciente: los smartphones han ido aumentando sus pulgadas hasta rozar la frontera de los tablets (y engendrar ese híbrido llamado phablet). Este año la tendencia se acentúa ligeramente: aunque hace un par de años habría resultado difícil de creer, las 5 pulgadas empiezan a ser tamaño estándar.

LG alza la apuesta con su G Flex de 6 pulgadas y siguen proliferando híbridos como el Huawei MediaPad X1 7.0 (7 pulgadas).

4. Dios salve al gurú: tras comprar WhatsApp, el creador de Facebook habló en el Mobile World Congress. Vino para vender una idea: Internet gratis en las zonas más pobres del mundo. Aunque un Internet especial en el que Facebook y WhatsApp jugarán un papel primordial.

Una iniciativa con tintes humanitarios que no impidió que se le preguntase por el futuro de WhatsApp. Jan Koum, fundador de la app de mensajería más popular, anunció en Barcelona que WhatsApp permitirá hacer llamadas de voz (aunque no serán gratis).  

5. La alta gama evoluciona pero no sorprende: no hubo novedades espectaculares en el universo smartphone. Los buques insignia de cada marca siguen mejorando, pero el Samsung Galaxy S5 y el Sony Xperia Z2 son tenues evoluciones de una idea ya tratada.

LG jugó fuerte y consiguió muchos titulares con su móvil flexible, pero el G Flex no supone ninguna revolución y ya fue presentado en enero en Las Vegas.     

Rumores que se quedaron en nada

  • Samsung: las apuestas les daban como reina del baile y lo fueron. Pero más por la pereza de sus contrincantes que por méritos propios. El Galaxy S5 es más parecido al S4 de lo que se pronosticaba (tiene sensor de huellas dactilares, tal y como se rumoreaba, pero era mentira lo de que iban a eliminar los botones físicos). Su nuevo reloj inteligente es más de lo mismo: simple evolución del Galaxy Gear. De la pulsera (Gear Fit) no se esperaba gran cosa y ha acabado siendo la niña bonita.  

  • Nokia: sus Nokia X habían generado gran expectación, pero el resultado final (con una extrañísima adaptación del sistema Android) resultó francamente decepcionante (pese a precios muy competitivos: 100 euros). El camino del medio puede jugar malas pasadas: entre el Windows Phone de su nuevo dueño (Microsoft compró Nokia en septiembre) y el auténtico Android que desean, los finlandeses han elegido un Android tuneado en plan zombi.      
  • LG: se han dedicado a lucir (que no estrenar) su G Flex de estructura curvada. Inexplicablemente, no han querido darle bombo al LG G2 Mini, un móvil con el tamaño ideal para tu mano (4,7 pulgadas y estructura compactada) y que tiene la audacia de ir contra la corriente de los smartphones enormes. Su pulsera de actividad palidecía tanto si la comparabas con la competencia que decidieron esconderla en un rincón del expositor.   

  • Sony: apenas había rumores sobre ellos, sino más bien realidades constatadas. Se sabía que iban a presentar el Xperia Z2 y así hicieron. Intentaron darle visibilidad a sus pulseras de actividad, algo muy lógico ya que lo mejor que tienen es su impecable diseño. 

  • HTC: renuncian a competir. Presentarán su principal producto (el nuevo HTC One) lejos de Barcelona. Un severo batacazo económico en 2013 les lleva a centrarse en la gama media, pero solo trajeron un Desire 816 que supo a poco... o más bien a nada. 
  • Huawei: hay que reconocerles que saben ajustar los precios sin caer en la tentación lowcost. El Ascend G6 es buen ejemplo: gama media en prestaciones pero baja en precio (200 euros). Su producto estrella fue el híbrido Media Pad X1 7.0, ciertamente no para todos los públicos. Su pulsera fue una de las más flojas. 
  • El resto: por descontado Apple no estuvo en Barcelona (no van nunca). Poquísimo se supo de BlackBerry o Lenovo (que acaba de comprarse Motorola). ZTE sigue ahorrando en procesadores para vender móviles como el Grand S Flex o el Blade L2.   

Síguelo en directo con Twitter

OCU estuvo en el Mobile World Congress 2014 tuiteando en el hashatag #OCUenMWC14


Imprimir Enviar por email