Consejos

¿Cuál es la mejor protección para mi móvil?

23 agosto 2017
fundas

23 agosto 2017

Las fundas y protectores de pantalla son buenos aliados, claramente recomendables, para mantener el teléfono a salvo de roturas: hay distintos tipos, cada uno tiene sus propias características... aunque todos tienen algo en común: ninguno protege al 100%.

Tipos de fundas

Funda con tapa

Suelen ser de piel o plástico. Algunas cuentan con imanes u otro tipo de cierre. Al comprar una de estas fundas, hay que fijarse en que el móvil o tablet quede bien sujeto a la funda, con una carcasa interior que ajuste perfectamente para evitar que el dispositivo se salga en una caída y se golpee. Los modelos con gomas elásticas no cumplen bien este objetivo, por ejemplo.

tapa

A favor.

Protegen frente a arañazos y frente a caídas, siempre que ajusten bien y tengan un cierre que evite su apertura.

En contra.

Aumentan las dimensiones y el peso del dispositivo.

Abrir y retirar la tapa hacia el lado o hacia abajo puede suponer una molestia.

Precio. De 4 a 50 euros. 

Estuche

Son bolsas de piel o de tejido sintético. Las que llevan microfibra, sirven también para limpiar la pantalla.

Protegen de arañazos tanto el dispositivo como su pantalla, pero no contra los golpes, sobre todo si son textiles. Conviene que tengan un cierre para impedir que se salga el móvil de forma accidental.

estucheA favor.

Son fundas universales, solo hay que tener en cuenta el tamaño del dispositivo.

En contra.

Para utilizar el móvil o tablet hay que sacarlo de la funda.  

Las de tela no protegen frente a golpes. 

Precio. 5 a 15 euros

 

Carcasas resistentes

Las hay de plástico duro, normalmente reforzadas. También existen de silicona blanda, que están  pensadas especialmente para niños, pues además de ser resistentes, permiten apretar fácilmente los botones aunque estén protegidos por la funda. La parte trasera suele ser de material antideslizante.

resistente

A favor.

Mayor protección contra golpes, por su grosor y porque cubren incluso algunos botones que las demás fundas dejan al descubierto.

En contra.

Incrementan el tamaño del dispositivo y lo hacen más voluminoso. Si buscas una protección total, necesitarás un protector de pantalla.

Precio. Entre 20 y 30 euros.

Carcasas ligeras

La mayoría son de plástico duro o silicona. Las hay completas (con protección para la pantalla), traseras y perimetrales, tipo bumper, que solo recubren los bordes por lo que protegen menos. Las que sustituyen a la carcasa original no son convenientes, pues no refuerzan la fortaleza del aparato. La calidad del  material determina su resistencia.

ligera


A favor.

Suelen ser ligeras y flexibles, por lo que resultan más cómodas de llevar. Por lo general, apenas añaden tamaño.

En contra.

Protegen el dispositivo frente a golpes y también frente a arañazos pero solo en las zonas que recubre la funda.

Precio. Entre 1 y 50 euros.

 

Funda de deportista

Esta categoría incluye fundas estancas o impermeables y las de tipo brazalete. Dentro de las impermeables, algunas solo  evitan daños por lluvia o salpicaduras, mientras que otras permiten sumergirse bajo el agua. Las de tipo brazalete están pensadas para que los deportistas puedan llevar el móvil sujeto al brazo. Algunas cuentan con espacio adicional para llevar las llaves o el dinero.

deportista

A favor.

Protegen no solo de golpes, sino también frente al agua, el polvo o los arañazos.

En contra.

Impiden el acceso a las conexiones habituales del aparato, limitando su funcionalidad.

Pueden resultar bastante aparatosas.

Precio. Entre 10 y 25 euros