Noticia

Llega la 2DS, la consola más barata de Nintendo

18 octubre 2013

18 octubre 2013

Nintendo ha lanzado su nueva consola 2DS, a la venta por 130 euros, para hacer frente a la competencia de tabletas y smartphones. Es una consola más básica, con apariencia infantil incluso, y jugar con ella es como hacerlo con la 3DS con la función 3D apagada.

Nintendo presentó el 12 de octubre su nueva consola 2DS, más barata que sus predecesoras, para tratar de hacer frente a la competencia de smartphones y tabletas.

Se trata de una consola muy básica, con apariencia infantil incluso (carcasa de plástico, colores...) y por primera vez no se cierra. La nueva 2DS está claramente dirigida a las generaciones más jóvenes de jugadores, y la ausencia de 3D puede ser un punto positivo a tener en cuenta para aquellos padres que piensan que esas consolas producen mareos a sus hijos.

La razón de la puesta en el mercado de este modelo, que tecnológicamente no innova demasiado, es que la última consola lanzada por Nintendo, la 3DS, aunque acabó siendo líder de ventas, inicialmente no cuajó por su alto precio (250 euros). Adquirirla suponía un desembolso similar al de algunos smartphones, y estos dispositivos también permiten multitud de juegos e incluso cuentan con más funciones y son más versátiles.

En 2012 fue presentada una variante de la 3DS, la Nintendo 3DS XL, que no era una actualización o un reemplazo del modelo original, sino una versión ligeramente ampliada del mismo diseño. Nintendo presenta ahora esta nueva variante, más barata que la versión clásica (170 €) y que la 3DS XL (200 €).

La 2DS se vende por 130 euros y puede resultar apetecible para jugadores ocasionales o padres preocupados por el hecho de que sus hijos más pequeños pueden dañar dispositivos más caros.

Más robusta, menos sofisticada

En la Nintendo 2DS se ha sustituido la pantalla estereoscópica 3D por una pantalla LCD estándar, pero la diferencia más evidente con respecto a la 3DS es su forma. Esta es la primera consola de Nintendo, desde la GameBoy, en la que se abandona la forma de concha en favor de una plana.

La 2DS es casi cuadrada (144 x 127 x 20 mm) y su carcasa exterior es de plástico. Sus dos pantallas tienen el mismo tamaño que las de la Nintendo 3DS, 3.5 "de diagonal la pantalla superior y 3.0" de diagonal la inferior, y su aspecto es más robusto y menos sofisticado. Es más similar a un juguete para niños, sin duda el público al que va destinada. Este aspecto se ve reforzado por la elección de colores: negro y azul o blanco y rojo.

Los botones están en el centro y son más gruesos y cóncavos que los de la 3DS. Y como no puede pasar a modo reposo cerrando la tapa, como ocurría en la 3DS, dispone de un botón para activar el modo reposo. El modo Wifi solo puede desactivarse mediante software.

Pese a que no tiene una pantalla estereoscópica para ver imágenes en 3D, la 2DS sí mantiene las mismas cámaras de la 3DS, y puede hacer fotos en 3D, que es posible ver después en una 3DS.

La 2DS tiene sólo un altavoz, a diferencia de las dos altavoces estéreo de la 3DS, aunque el sonido estéreo todavía está disponible vía el conector de 3,5 mm para auriculares.

Compatible con juegos 3D

Conserva el StreetPass, el SpotPass y la compatibilidad con los juegos para la 3DS/DS. Jugar con la 2DS es igual que jugar con la 3DS con la función 3D apagada.

Eso sí, las pantallas no tienen tanta calidad como las de la 3DS. No sólo el contraste parece menor, los colores tienen menos viveza y los tonos brillantes se desplazan hacia el amarillo.

Eso sí, las personas con manos grandes tienen menos dificultad que con otros modelos para agarrar la consola sin problemas, y la resistencia de sus baterías aumenta ligeramente su duración frente a la 3DS.

La 2DS está equipada con una tarjeta SD de 4GB, una fuente de alimentación/cargador de baterías y un puntero para la pantalla táctil.


Imprimir Enviar por email