Noticia

Lápices para tablets

17 septiembre 2012

17 septiembre 2012

Sustituyen a nuestros dedos en las pantallas táctiles y son el accesorio de moda si hablamos de smartphones y tabletas. Pensados para tomar notas, dibujar, escribir... y para que el monitor no acabe lleno de huellas. Pero los lápices electrónicos aún tienen una asignatura pendiente. Te contamos sus virtudes y miserias, destacando los mejores modelos.

Cada mes nuevos modelos de tablets y smartphones llegan al mercado. La competencia es feroz y, tras esmerar el resto de los detalles, ahora los fabricantes se esfuerzan en mejorar los accesorios.

Uno de los que más llaman la atención es el lápiz táctil o digital. La posibilidad de navegar por los menús y escribir o dibujar mediante un elegante lápiz electrónico es seductora, pero ¿funcionan?       

Buenos para navegar, no para escribir

  • Ventaja: los lápices para tablet permiten navegar a través de los diferentes menús sin problemas. Resultan más prácticos que nuestros dedos y no dejan mancha. 
  • Inconveniente: la punta de estos lápices (esférica y normalmente de caucho), suele ser demasiado grande para escribir o dibujar con precisión (aunque sigue siendo más fácil que hacerlo con el dedo).

Tomar notas supone todo un reto

  • Ventaja: a la hora de escribir o dibujar con un lápiz electrónico, existe un amplio abanico de aplicaciones (gratuitas y de pago) entre las que elegir.
  • Inconveniente: el resultado es errático y poco lucido. Además, todos tenemos cierta tendencia a apoyar la mano sobre la pantalla, lo que suele provocar errores en las aplicaciones. 

Dibujar: dependemos de la aplicación

  • Ventaja: algunas de las muchas aplicaciones disponibles para dibujar sobre la pantalla son bastante completas e incluyen diferentes efectos para retocar nuestros bocetos.
  • Inconveniente: las mejores aplicaciones son de pago.  

2 modelos que destacan sobre el resto

Hemos analizado 8 modelos diferentes de lápiz para tablets y smartphones: Hama, Ozaki, dos de la marca Targus (Laser Pen Stylus y Stylus), Bambool, Kensington Virtuoso, Temium y Stabilo Smartball.

Por encima del resto destacan el modelo de Bamboo y el de Ozaki, con un funcionamiento excelente (teniendo en cuenta las limitaciones de este accesorio a la hora de escribir). 

El lápiz Bamboo (30 euros) cuenta con la punta más fina de todos los modelos analizados, lo que facilita su utilización, y la forma triangular del Ozaki (25 euros) resulta especialmente cómoda para sujetarlo. Si lo que buscas es un modelo más barato, el Targus Stylus (10 euros) supone una buena alternativa. 

Conclusión: una asignatura pendiente

Pese a que los lápices electrónicos demuestran su valía a la hora de desplazarse por los diferentes menús y seleccionar iconos, siguen teniendo en la escritura su asignatura pendiente.

El teclado virtual sigue siendo una mejor opción si lo que perseguimos es precisión y comodidad.


Imprimir Enviar por email