Noticia

Apple iPad Pro, ¿la tableta para profesionales?

29 diciembre 2015
pro

29 diciembre 2015

La tableta iPad Pro de Apple llega con el objetivo de triunfar entre quienes usan los dispositivos móviles como herramienta de trabajo, como una alternativa a los ordenadores portátiles. La hemos analizado para comprobar si puede competir con ellos en cuanto a uso profesional.

Si buscas una tableta, conoce las características y precios de más de 120 modelos en nuestro

Comparador de Tabletas


La tableta iPad Pro de Apple llega con el objetivo de triunfar entre quienes utilizan los dispositivos móviles como herramienta de trabajo. Por ello, la hemos analizado para comprobar si es una alternativa real al ordenador portátil.

A simple vista, una de sus características más llamativas es su gran pantalla, de 12,9 pulgadas, con una definición de 2.048 x 2.732 píxeles, que está justo por debajo de la resolución de 4k, mientras que la resolución máxima de vídeo de que dispone es Full HD. El Ipad Pro tiene una cámara trasera de 8 megapíxeles, que permite grabar vídeo en Full HD, y otra cámara frontal, de 1,2 megapíxeles.

Uno de los problemas a los que se enfrenta el nuevo producto de Apple es que aplicaciones como YouTube, Google o Facebook no están optimizadas aún para una pantalla tan grande. Pero ocurre lo contrario con los juegos, ya que en este caso se puede disfrutar de unos gráficos excelentes a mayor tamaño.

Destaca también por la excelente calidad de su sonido, puesto que gracias a sus 4 altavoces ofrece un volumen potente y de buena calidad, mucho mejor que el de otras tabletas disponibles en el mercado.

Su capacidad de memoria mínima es de 32 GB, de los cuales 26,4 GB son reales para el usuario, suficientes para una tableta profesional. Eso sí, no es posible aumentar esta capacidad salvo que se utilicen servicios en la nube.

Los modelos con WiFi están disponibles en la versión 32 GB (919 euros) o 128 GB (1.099 euros) y, con 4G, únicamente en la versión 128 GB (1.249 euros).

El iPad se vende con un cargador especial de 2,4A que es más potente que el del iPhone de costumbre, de 1A.

Pese a su gran tamaño, es muy ligera: 713 gramos. O lo que es lo mismo: pesa menos que la mayoría de ordenadores portátiles. El primer iPad, mucho más pequeño, pesaba 730 gramos.

Accesorios adicionales

Como otros modelos, el iPad Pro dispone de varios accesorios que se pueden comprar al margen de la tableta, como el teclado de Apple, aunque aún no está disponible en Europa, a excepción del Reino Unido. Como alternativa, se puede adquirir el teclado de Logitech, por 149 euros. Funciona con Bluetooth y utiliza la batería del iPad, con lo que gana en comodidad.

Otro práctico accesorio es el lápiz óptico Apple Pencil. Se conecta también a través de Bluetooth y funciona bien, pero son necesarias aplicaciones especiales para disfrutar al máximo de sus capacidades. Al dibujar con este lápiz, se pueden obtener varias intensidades en las líneas de trazado sin que interfiera la mano, incluso si ésta toca la pantalla. Pero si no se va a utilizar el lápiz óptico para dibujar, este accesorio puede resultar demasiado caro, ya que cuesta 109 euros.

Muy buena, pero limitada

En cuanto a so el iPad Pro es una alternatica real a un ordenador portátil, dependerá del tipo de trabajo para el que se utilice, pues tiene limitaciones, sobre todo se si usa Office Suite para trabajar con documentos.

El Excel queda limitada a la posibilidad de leer y realizar algunas modificaciones, pero está lejos de ofrecer el mismo rendimiento que un portátil. Por su parte, Word funciona bastante bien y no resultará difícil redactar un informe sencillo. No obstante, se echan de menos los atajos del teclado.

Se pierde también operatividad al no disponer de un teclado o un ratón. Aunque no sean necesarios gracias a la pantalla táctil, ésta funciona de manera más lenta en funciones muy habituales, como seleccionar textos o copiar y pegar.

Hay productos más prácticos

Podemos afirmar, como conclusión, que el iPad Pro es un muy buen dispositivo, ya que la calidad de su pantalla y su sonido son excelentes, además de su diseño, algo a lo que nos tiene acostumbrados Apple en sus productos, y es también más fácil de llevar que un ordenador, incluso con el teclado Logitech.

Es una buena herramienta para viajes de trabajo pero es demasiado grande para usarla cómodamente en vacaciones, por ejemplo: tomar fotos no resulta ni cómodo ni fácil, y ver película en un medio de transporte puede resultar incómodo debido a que la pantalla es demasiado grande como para verla de cerca.

El iPad Pro tiene las mismas carencias que cualquier iPad: ausencia de ratón, de atajos de teclados, de ranura USB… Se pueden crear documentos sencillos, pero no trabajar eficientemente más allá de unos cuantos días.

Por tanto, no conviene comprarla para sustituir a un ordenador portátil para trabajar, ya que los portátiles tienen muchas más opciones a nivel profesional y además resultan más baratos. Si se necesita un producto más manejable y ligero que un portátil, se puede optar por una tableta como la Microsoft Surface Pro 4, que sí es realmente convertible, aunque ésta tampoco es barata.


Imprimir Enviar por email