Noticia

Antivirus, consejos de compra

08 agosto 2012

08 agosto 2012

Comprar una suite de seguridad requiere tomar muchas precauciones para adquirir el producto que necesitamos al mejor precio y sin elementos adicionales que no necesitamos. Hacerlo en la web del fabricante no es lo más ventajoso, a pesar de que es lo más frecuente. Es más barato comprarlo en tiendas online en formato caja.

La compra de una suite de seguridad en la web del fabricante no es lo más ventajoso a pesar de que es lo más frecuente, puesto que en algunos casos no tendremos otra opción al no estar disponibles en tiendas, al menos para particulares. Para el resto, será más barato adquirirla en establecimientos o en tiendas online en formato caja.

Kaspersky Internet Security 2012: En la página web del fabricante se puede descargar por 49,95 € para un PC, y por 69,95 € para tres PC. Añadir a la compra un DVD con la copia de seguridad supone un desembolso adicional de 9,95 euros. En la tienda online Amazon se vende en formato caja (con DVD) por 33,70 euros para un PC y por 41,42 euros para tres PC. En APP, está disponible por 36 y 46,50 euros, respectivamente.

McAfee Internet Security 2012: El precio de descarga en la web del fabricante es de 32,48 € para un PC y 52,48 € para 3 PC (éste no nos permite descargarlo ), más 12,95 € el CD de copia de seguridad. En FNAC, el precio del formato caja es de 29,99 € para un PC, y de 43,62 € en formato software para 3 PC en Amazon.

Panda Internet Security 2012: Es el caso más llamativo, ya que cuesta 60,99 € y 81.99 €, respectivamente (más 9,10 € el backup CD). En Amazon se puede adquirir por 25,45 € para 1 PC y por 38 euros para 3 PC.

Norton Internet Security 2012: Está únicamente disponible la versión para descargar tres PC en la web del fabricante, por 74,99 €, mientras que en tiendas como Worten o Darty se vende por 40 €.

Ojo a lo que compras

Comprar en la web del fabricante requiere tomar precauciones si no queremos pagar por productos adicionales. La compra puede incluir por defecto el CD de seguridad, de extensión de descarga, extensión de garantía de devolución (en el caso de Panda ) o incluso un 'incomprensible' “seguro de eliminación de virus” si se trata de Norton, pues se presupone que el producto adquirido elimina los virus de por sí. En estos casos habrá que deseleccionar los conceptos no deseados.

También hay fabricantes que incluyen de manera enmascarada el servicio de renovación automática, mediante el cual nos cargarán en nuestra cuenta y sin previo aviso la renovación de la licencia una vez transcurrida la vigencia de la misma. En algunos casos esta opción está más o menos a la vista y se puede deseleccionar, pero en otros es obligatorio acogerse para después acceder a nuestra cuenta para cancelarlo.

Estos problemas desaparecen cuando optamos por comprar el producto por otros canales. En establecimientos físicos podemos ver directamente lo que adquirimos y la información detallada en la caja, pero en las tiendas online puede que la información no sea correcta. De ahí que el precio pueda ser más bajo.

Conviene comprobar que el número de licencias sea el correcto, ya que para un PC es más barato que para tres o cinco PC; que no se trate de una actualización o que no sea una versión para netbook en lugar de para PC.

En otras ocasiones se nos ofrece el producto en formato software (sin envío de CD con el programa), versiones OEM o suministradas directamente por el fabricante o versiones no españolas importadas, que suelen ser más baratas que las oficiales (retail) del producto.


Imprimir Enviar por email